“El vodka era mi mejor amigo, no era digno del equipo”

0
El holandés Wesley Sneijder, con la camiseta del Real Madrid.

Wesley Sneijder ha sido uno de los mejores futbolistas holandeses de las últimas generaciones. El exjugador del Real Madrid va a publicar un libro de memorias, cuyo contenido ha sido desvelado, en parte, por el medio neerlandés Voetball International. La obra, que ha sido escrito por Kees Jansma, narra las experiencias del futbolista que ganó el triplete con el Inter de Milán y que fue subcampeón del Mundo, derrotado por España en la final de Sudáfrica.

El fragmento del libro que más interesa al público español es el que refleja cómo fueron las temporadas que el capitán de la selección neerlandesa pasó en el Madrid. Y no deja indiferente con nada de lo que cuenta.

“No me di cuenta de que la botella de vodka se había convertido en mi mejor amigo. Físicamente, ni siquiera me di cuenta. Al día siguiente me despertaba como si nada hubiera pasado. Seguí jugando, pero cada vez peor y claramente menos concentrado. Mi actitud no era digna del Real Madrid. Me mentía a mi mismo diciendo que todo iba bien y me aferré a mi inteligencia futbolística. Me hundí físicamente”, confiesa en sus memorias.

Sneijder, que se retiró en 2019 con 35 años de edad después de haber jugado en el Niza francés, el Galatasaray turco y el Al-Gharafa de Catar, recuerda el trato de estrella al que se acostumbró durante su tiempo en España. “Era joven y apreciaba el éxito y la atención. Pero algo debe haber salido mal allí. No había drogas, pero sí alcohol y rock and roll. Me acostumbré a vivir como una estrella. Eres adorado como jugador del Real Madrid. Todo lo que comes está cubierto con la capa de amor. Iba por la calle, gastaba miles de euros y pagaba cosas a la gente. No puedo decir que me privara de nada. Jugué bastante bien, pero dijeron que podría haberlo hecho aún mejor”.

Y también desvela cómo se fraguó su fichaje por el Real Madrid y cómo no pudo, de ninguna manera, rechazar al equipo blanco habida cuenta del tremendo sueldo que le propuso cobrar Mijatovic, por aquel entonces director deportivo del club blanco.

“Me reuní en el aeropuerto de Schiphol, con Mijatovic, que era el director de fútbol del Madrid, enviado por el presidente Ramón Calderón. Sacó un papel de su bolsillo interior. Todavía puedo verlo haciendo ese gesto. Lo desdobló y lo vi de inmediato: tres millones netos por temporada. Contrato de cinco temporadas. En el Ajax ganaba un millón. Bruto. “Tómalo o déjalo.”, dijo Mijatovic. Lo tomamos”, desveló Sneijder.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here