Inicio Champions Un Zidane paralizado, diez minutos trágicos y el árbitro condenan al Madrid...

Un Zidane paralizado, diez minutos trágicos y el árbitro condenan al Madrid ante el City (1-2)

-

- Advertisement -

Si se hubiera hecho una encuesta en el minuto 59, nueve de cada diez madridistas entrevistados habrían firmado el empate, o incluso una derrota por la mínima. Solo un minuto después, la sonrisa volvió al Bernabéu y nada de lo que había pasado hasta ese momento en el feudo madridista pareció real.

En ese minuto 60 se produjo lo que temía Guardiola. Otamendi es un exfutbolista desde hace tiempo y, ante la lesión de Laporte en el primer tiempo, el técnico catalán tuvo que poner a un centrocampista como Fernandinho para tapar el centro de la retaguardia inglesa. Y sucedió que Otamendi se lió, que Walker tampoco estuvo fino, que Vinicius se fue directo a portería y justo después asistió para que Isco marcara un gol que daba un premio extraordinario a un equipo que por motivos como este domina Europa con mano de hierro.

Porque justo antes, el City sembró el pánico durante un cuarto de hora en el que Courtois se convirtió en el auténtico héroe del Madrid, ese portero que da puntos y títulos y que en sus primeros tiempos en el club blanco no había aparecido como tal. Y ese panorama era un reflejo de lo que había sucedido en el último tramo de la primera parte, un periodo en el que ambos equipos se dedicaron a medirse y a mirarse lejos.

El gol de Isco cambió por completo el partido, dio una segunda vida a un Madrid que parecía muerto y puso el encuentro más cerca del 2-0 que del 1-1. Pero ahí apareció el árbitro italiano Orsato, el más anticasero de los colegiados europeos. Un claro empujón de Gabriel Jesús a Sergio Ramos en el área pequeña le valió al brasileño para empatar el encuentro en el minuto 78. Nadie, desde el VAR, pareció decirle nada y Orsato indicó el centro del campo.

Sergio Ramos, expulsado, no estará en Manchester

Había salido Sterling al campo y esas fueron palabras mayores. Su primera incursión en el área propició un penalti, esta vez claro, de Carvajal que, por supuesto, pitó el colegiado italiano. De Bruyne engañó a su compatriota Courtois y puso por delante al City. Los diez minutos trágicos del Madrid concluyeron en el 85 cuando Sterling puso todo de su parte para que Ramos fuera expulsado cuando el británico se dirigía solo ante la portería de Courtois.

Habrá que esperar que la flor de Zidane, esta noche completamente paralizado a la hora de hacer cambios, crezca de nuevo dentro de tres semanas en Manchester, aunque el primer partido fue para los de Guardiola. Y todo ello con el Barcelona en cuatro días.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Más Leido

Once ciudades, doce estadios y 603.002 localidades.

0
ESTADIOS. Once ciudades, doce estadios, 603.002 localidades. Rusia lo tiene todo preparado para el pitido inicial del próximo 14 de junio de 2018. Será...