Un futbolista de 20 años se marcha llorando por insultos racistas

0

Jordi Osei-Tutu abandonó entre lágrimas el partido amistoso que disputó con el Bochum frente al St. Gallen tras recibir insultos racistas por parte de aficionados del conjunto suizo.

Un nuevo desagradable e inaceptable caso de racismo sacudió al fútbol hace dos días. Sucedió en el encuentro amistoso entre el Bochum de la segunda división alemanda y el St. Gallen de la primera suiza.

Jordi Osei-Tutu no aguantó los insultos que varios aficionados le propinaron desde las gradas. Le explicó al árbitro lo que sucedía, y tras no hacerle caso, el jugador inglés de 20 años no pudo contener las lágrimas y decidió abandonar el terreno de juego.

El conjunto alemán en colaboración con el Arsenal, equipo al que pertenece, han denunciado este hecho y han abierto una investigación.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here