“Tiene un lado sucio”: Así es arbitrar a Cristiano, Messi o Suárez

0

Los árbitros son de las pocas personas ajenas a un club que tienen la oportunidad de interactuar con los jugadores. Los más importantes, con cientos de encuentros arbitrados, siempre tienen alguna anécdota que contar: ese error del que se arrepienten, los partidos más intensos, el más importante… y, cómo no, cómo son los futbolistas en el terreno de juego, cómo se comunican.

De esto último ha hablado el prestigioso colegiado inglés, Mark Clattenburg, árbitro de la final de Champions de 2016 entre Real Madrid y Atlético de Madrid y de la Eurocopa 2016, en una entrevista en Sportsmail. ¿Cómo es arbitrar a Cristiano Ronaldo, Messi o Suárez?

Cristiano Ronaldo

“Admiré por encima de todo su capacidad para mejorar su juego cuando el equipo estaba caído. Lo arbitré cuando era joven, en la Premier League, luego en el Real Madrid y siempre cumplió. Sabías que estabas compartiendo el campo con un jugador verdaderamente único y que podría cambiar el juego en un instante”.

“Me llevé muy bien con él. Cuando subí las escaleras para obtener mi medalla después de la final de la Eurocopa 2016, intentó agarrarme y abrazarme, ese era el nivel de respeto que teníamos. Incluso me envío una camiseta firmada sin que yo se lo pidiese”.

Leo Messi

“Cuando arbitré por primera vez a Messi, realmente me conmocionó. Fue en un Barcelona-Paris Saint-Germain y, estando tan cerca, recuerdo haber pensado: “Oh, Dios mío, esto es increíble”.

“Cuando arbitras, tiendes a mirar la pelota. Con él, la podías perderla de vista en cualquier momento. ¡Imagina lo que es para los defensores!”.

“Tuve que cambiar la forma en que analizaba el juego cuando él estaba. Era tan hábil que los oponentes tratarían de detenerlo de muchas maneras, a veces tirándolo con el pie, a veces con la parte superior del cuerpo”.

Luis Suárez

Tenía un lado sucio, como Diego Costa, pero tenía mucho talento”.

“Mi primer partido con él fue con el Ajax y marcó cuatro goles. Cuando llegué a casa les dije a mis amigos: “Qué jugador, es increíble”. Siempre te hablaba en español, pero yo había arbitrado en todo el mundo y sabía las palabras feas, así que le devolvía una o dos. ¡Eso le sorprendía!”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here