Teledeporte y sus clasicazos, lo mejor para olvidar el coronavirus: Hoy, la Recopa de Drazen Petrovic

La pandemia de coronavirus y el obligado confinamiento en los domicilios está disparando el consumo de ocio audiovisual. Cierto es que las modernas plataformas audiovisuales (Netflix, Movistar, HBO o Amazon) están haciendo su particular agosto en primavera, pero no lo es menos el hecho de que la televisión más tradicional también se esté reinventando.

En este sentido, y sin ningún género de dudas, Teledeporte, la cadena deportiva de Televisión Española, se está destacando como la gran triunfadora. Cada tarde y cada noche, la emisora pública extrae del baúl de sus formidables recuerdos algunas de las citas históricas del deporte español de las últimas décadas. Y es una gozada disfrutar de todas y cada una de sus emisiones.

Si al principio del confinamiento, cuando el COVID-19 aún solo era una amenaza desconocido, unos cuantos cientos de miles de personas vibramos ante el televisor recordando el histórico 12-1 ante Malta, noches después hicimos lo mismo con el mejor Perico Delgado en el Tour de Francia, con la final de Roland Garros entre Moyá y Corretja, o con el máximo título europeo de balonmano que enfrentó al Fútbol Club Barcelona con el extinto Ciudad Real.

Hace solo unas noches se emitió el mítico Yugoslavia-España, clasificatorio para el Mundial de Argentina 78, que se disputó en el “Pequeño Maracaná” de Belgrado. Uno de los partidos más duros que ha jugado la selección española en su historia, con el histórico botellazo a Juanito incluido.

Desde estas líneas, animamos a todos los aficionados al deporte a que consulten la programación diaria de Teledeporte porque es un auténtico placer recordar las hazañas pasadas de los deportistas y equipos españoles.

Esta noche, sin ir más lejos, a partir de las diez de la noche, TDP retransmite, posiblemente, la mejor final del baloncesto europeo de las últimas décadas. La de la Recopa de 1989, que midió en Atenas al Real Madrid y al Snaidero Caserta. El resultado ya lo dice todo: 117-113 favorable al equipo blanco. Un festival anotador en el que deslumbraron dos de los mejores tiradores que han jugado nunca en Europa: Drazen Petrovic, que anotó 62 puntos, y el brasileño Oscar Schmidt Becerra, que se fue hasta los 44. Un partido inolvidable para olvidarnos un poco de lo que nos está pasando.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acabamos de Publicar

“No me fui al Real Madrid porque no quería aprender español”

0
Un exinternacional holandés rechazó irse al club blanco en 1999 por este increíble motivo y eligió el Glasgow Rangers. Cómo no, ahora se arrepiente.