Tal día como hoy, 7 de mayo, pero de 1966: el viejo Metropolitano, el Stadium del Atleti, vio su último gol

A José Enrique Cardona Gutiérrez le llamaban el Coneja Cardona y fue uno de los pocos futbolistas centroamericanos que han pasado por el Atlético de Madrid a lo largo de sus 117 años de historia. Nacido en Honduras en 1939, disputó siete temporadas en el club rojiblanco con suerte dispar, aunque está presente en la particular historia sagrada del equipo colchonero. ¿Y por qué? Pues porque un gol suyo fue el último que se vio en el viejo Metropolitano, el estadio en el que el Atleti jugó sus partidos hasta que se inauguró el Manzanares, y que cerró sus puertas un 7 de mayo, tal día como hoy, pero de 1966.

Fue en un encuentro de cuartos de final de la Copa del Generalísimo, ante el Athletic Club de Bilbao, en aquel momento Atlético de Bilbao, que el Atleti venció con el solitario gol de Cardona. En la vuelta, en San Mamés, el equipo vasco remontó y, con el club colchonero ya campeón de Liga, nunca más volvió a haber fútbol en el Metropolitano.

Solo unos meses después, el 2 de octubre de 1966, quedó inaugurado el estadio del Manzanares, en construcción desde 1959. El primer encuentro que se disputó en la ribera del río capitalino fue un Atlético de Madrid 1- Valencia 1. El gol rojiblanco fue de Luis Aragonés al rematar un pase, cómo no, del Coneja Cardona, siempre en el santoral colchonero.

El 7 de mayo de 1966 acabó la historia del Stadium Metropolitano, el campo de fútbol, y otros deportes, inaugurado el 13 de mayo de 1923 en los terrenos de la Compañía del Metro de Madrid, de ahí su nombre. Con un increíble aforo de 25.000 espectadores, aquel estadio se ideó para que acogiera los partidos de todos los equipos de la capital, aunque fue el Athletic Club de Madrid el que lo inauguró, con victoria, 2-1, ante la Real Sociedad, y el que muchos años más tarde se hizo definitivamente con su propiedad.

La Guerra Civil destrozó por completo el Stadium Metropolitano ya que se encontraba prácticamente en la línea del frente de la Ciudad Universitaria. Por ello, el Atlético Aviación se vio obligado a jugar sus partidos en los primeros años 40 en el campo de Chamartín y en el de Vallecas, donde consiguió sus primeros títulos de Liga con Ricardo Zamora de entrenador.

En 1943 el Stadium Metropolitano quedó reinaugurado con una impresionante ampliación del aforo, desde aquel momento, disponible para 50.000 espectadores. En el partido de la reanudación de la historia del Metropolitano, el Atlético de Madrid se impuso al Real Madrid por 2-1. Precisamente, el cuadro blanco jugaría allí sus encuentros de Liga durante la temporada 46-47, y cinco de la siguiente, mientras se levantaba el Santiago Bernabéu.

El Metropolitano estaba ubicado en el oeste de la capital, en lo que hoy es la manzana que forman la plaza de la Ciudad de Viena y las calles Beatriz de Bobadilla, Santiago Rusiñol, Conde de la Cimera y el Paseo de Juan XXIII. Cuando, en 1966, fue derribado, en su lugar se construyeron multitud de edificios. En la leyenda rojiblanca circula la imagen de un supuesto escudo pentagonal, al estilo del del club, que formarían las calles que delimitaban el viejo Metropolitano y la estructura del viejo estadio.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acabamos de Publicar

“No me fui al Real Madrid porque no quería aprender español”

0
Un exinternacional holandés rechazó irse al club blanco en 1999 por este increíble motivo y eligió el Glasgow Rangers. Cómo no, ahora se arrepiente.

Privacy Preference Center