En el Wanda, a romper una maldición que le persigue

0
654
Wanda Metropolitano maldicion estreno estadios
@Metropolitano

Al Real Madrid le persigue una maldición esta temporada. Y ahora, en su primera visita al Wanda Metropolitano, tiene la oportunidad de poder acabar con ella. Esta sábado, 18 de noviembre de 2017, visitará por primera vez la casa del vecino. Será el tercer estreno de un estadio que haga el equipo de Zidane en lo que va de curso 17-18. De momento, le persigue una maldición. En sus dos desplazamientos anteriores, el equipo merengue hizo aguas. Fracasó. Acabó perdiendo.

Dos visitas seguidas. Separadas por apenas 72 horas. Primero, en Montilivi. El recién ascendido Girona recibía al campeón con una gran expectación. El partido se puso de cara muy pronto para los blancos con el gol de Isco. Se cumplía el minuto 12. Pero en la segunda parte, el cuadro gerundense dio la vuelta al marcador en apenas cuatro minutos con los tantos de Stuani y Portu.

Cierto que en Montilivi al Real Madrid le siguió persiguiendo otra maldición. La de las decisiones arbitrales. Hubo una mano de Aday tras un remate de Benzema y el segundo gol de los gerundenses fue en fuera de juego.

Luego, la maldición se trasladó a la Champions League. Los blancos se medían al Tottenham por la supremacía en el grupo H. Los ‘spurs’ se han trasladado temporalmente a Wembley al estar en obras su nuevo estadio que estará en los terrenos adyacentes del mítico White Hart Lane.

La maldición de los errores arbitrales

Era la primera vez que el Real Madrid jugaba en Wembley. Y su experiencia fue negativa. Acabó perdiendo 3-1. Dele Alli, con un doblete, y Eriksen colocaron el 3-0 en el marcador. Además, en Wembley continuó la otra maldición. El primer gol de los ingleses se gestó en fuera de juego.

Mientras, el último del equipo que entrena Pochettino llegó en el minuto 65. Los augurios eran malos para los blancos. Finalmente, Cristiano Ronaldo maquilló el resultado con su diana. Y ahora toca el Wanda Metropolitano. A la tercera confía en que sea la vencida. En acabar con esta maldición.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here