Un siglo del pique Real Madrid-Barça

0
1659
Pique Real Madrid Barcelona
youtube

El pique Real Madrid-Barça es un clásico en el fútbol español. De toda la vida. Un pique que viene desde hace un siglo. Ya por entonces, la rivalidad entre merengues y culés estaba a la orden del día. Los partidos se vivían con pasión en las gradas y en las crónicas de los diarios.

Muy atrás queda la deportividad reinante en la primera vez que se vieron las caras ambos equipos. Fue El 13 de junio de 1902. Con motivo de las fiestas de coronación de Su Majestad Alfonso XIII. Victoria azulgrana por 3-1.

El pique Madrid-Barça, en cuatro antecedentes

La rivalidad y el pique se radicalizó por cuestiones deportivas. Más adelante tuvo el componente político. Hay varios puntos en donde saltó la fricción. Estos fueron los orígenes del pique Real Madrid-Barcelona. Son cuatro antecedentes en donde saltó la chispa de una rivalidad histórica entre los dos clubes.

 

El Barça se retira en una semifinal de Copa en 1916

En el primer partido disputado el 16 de abril, victoria culé por 2-1. Los madridistas reclaman fuera de juego en el primer gol de Paulino. El 23 de abril, la vuelta. 4-1 para los blancos. Como no había golaverage hay que disputar un tercer partido que se juega dos días después. Fútbol total. Empate a seis. El último gol lo anotó Santiago Bernabéu al transformar un penalti cometido por Massana, capitán azulgrana, que dio un puñetazo al balón.

Cuentas las crónicas que en la celebración se lanzaron sombreros y sombrillas femeninas. Hubo que ir a un cuarto partido. Se jugó el día siguiente. Al término del primer tiempo 1-2 para el Barça. Martínez y Alcántara marcaron por el gol de Bernabéu para los blancos. Zabalo puso las tablas y Bru detuvo un penalti a Bernabéu. Hubo que jugarse una prórroga. Doblete de Sotero y 4-2 para los blancos. Massana, capitán del Barça, ordenó a sus compañeros retirarse del campo. Entendía que el último gol fue en fuera de juego.

El colegiado Berraondo, que había pitado dos partidos, uno de ellos a petición del Barça, trató de convencer a los azulgranas de que siguieran jugando. No hubo manera. Al día siguiente, la Prensa catalana atizó al árbitro, al Real Madrid y a su afición.

El Madrid ficha a Samitier, santo y seña culé

En 1933, Santiago Bernabéu, entonces delegado del Real Madrid, hace un fichaje relámpago. Aprovechando un desplazamiento a Barcelona para jugar ante los azulgranas ficha a Pepe Samitier. El Barça le había dado la carta de libertad una semana antes. En 48 horas, Samitier cambió la azulgrana por la blanca. 7.000 pesetas por la prima de su fichaje y 15.000 pesetas fue su sueldo anual. Dos años jugó en el Real Madrid.

En el Barcelona encajaron con mala deportividad del fichaje de Samitier por los madridistas. Su afición la tomó con el Real Madrid en sus posteriores visitas a la Ciudad Condal. Lo consideraron como una traición del futbolista. Vamos, un antecedente al caso Figo.

samitier real madrid
curiosidadesdelfutbol

‘El Mago’ o ‘El Hombre Langosta’ como le apodaron era santo y seña del barcelonismo. Defendió la camiseta azulgrana desde los 16 años. A cambio de un traje, un reloj, 150 pesetas y un puesto de trabajo.

El famoso 11-1 de Copa en 1943

Vuelta de Semifinales de Copa. 13 de junio de 1943. El Real Madrid remonta el 3-0 de la ida con una goleada de escándalo: 11-1. Para los blancos, una gesta. Para los culés, una encerrona.

El partido se afrontó en la capital como una cuestión de orgullo. El ambiente estaba caldeado. El comportamiento del público barcelonista en la ida encendió los ánimos de la afición merengue. Pitada a los jugadores merengues. Incluso, en los periódicos de la época, se apuntaron insultos recibidos por la afición culé.

Real Madrid 11-Barcelona 1
corazonblanco

Enrique Piñeyro, Marqués de la Mesa de Asta, presidente del Barça, trató de apaciguar los ánimos con una sentida carta. Pero la afición blanca estaba herida. Recibió a los azulgranas con una sonora pitada.

Dicen que con 8-0 en el descanso, los jugadores del Barcelona se negaron a jugar en la segunda parte. Que fueron amenazados por un coronel con ir a la cárcel si no salían al campo. Otra de las justificaciones que hicieron de la goleada es que Luis Miró, su portero, no pudo ponerse bajo la portería en el primer tiempo ante la lluvia de objetos. Que si eran agarrados de la camiseta por los aficionados cuando iban a sacar un córner.

También que antes del partido, el Delegado de Orden Público mediatizó a Ceferino Rodríguez, colegiado del partido, en favor del Real Madrid.

Ese 11-1 dejó muchas secuelas. Los dos clubes fueron multados económicamente. A nivel institucional y de aficiones dejó una brecha. Fue el gran germen del pique.

La disputa por el fichaje de Di Stéfano

En 1953, el fichaje de Alfredo Di Stéfano enfrentó a Real Madrid y Barcelona. Los dos clubes se lanzaron a una guerra por hacerse con los servicios de ‘La Saeta Rubia’. Negociaciones con Millonarios, River Plate y el delantero. Un galimatías. La FIFA acabó dictaminando una solución salomónica. Que el argentino jugase en el Real Madrid las temporadas 1953-54 y 1955-56 y en el Barça en la 1954-55 y 1956-57. Luego, ambos clubes deberían ponerse de acuerdo. A Enrique Martí, presidente azulgrana, no le convenció esta resolución y dimitió.

Kubala Di Stéfano Barcelona.
lainformacion.com

El Real Madrid inscribió a Di Stéfano para esa temporada. Pero el 14 de octubre, la Comisión Gestora del Barça, decidió renunciar a todos sus derechos sobre Di Stéfano a cambio de una compensación económica. En concreto, 4.405.000 pesetas. A Agustín Montal, padre, y Alberto Maluquer no les gustó tener que compartir un futbolista con el Real Madrid. Un fichaje que cambió la historia del cuadro blanco.

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here