Seis individualidades blancas brillaron con luz propia ante el PSG

0
322
Seis individualidades Real Madrid PSG
@ marcoasensio10

Hubo seis individualidades que marcaron las diferencias antes el PSG. Seis futbolistas que brillaron por encima del resto. Que fueron decisivos, determinantes y letales en el 3-1 en el primer round de la eliminatoria frente al PSG. El primero, en la portería. No le dispararon mucho a Keylor Navas los parisinos, pero brutal, prodigiosa y salvadora su mano ante Mbappé en el minuto 48. El ‘tico’ evitó el 1-2 en el arranque del segundo tiempo. Y en el 88, nuevamente, detuvo con el cuerpo un disparo centrado de la estrella gala.

El segundo de las individualidades blancas fue Sergio Ramos. El capitán estuvo colosal. Un muro. Sin grietas. Bien colocado. Corrigió, se anticipó a Cavani, Mbappé y compañía. Dominó el juego aéreo. Areola le sacó un remate con marchamo a gol. Y a Keylor Navas le salvó otro tras un remate de Kimbembe.

El tercero de las individualidades fue Marcelo. Salvo un sombrero en el medio campo que provocó una contra del PSG (minuto 72), mágico su partido. Con ruleta incluida. Un tormento para los galos. Sus arrancadas y subidas, un espectáculo. Puso varios balones de gol. Uno, a Cristiano que acabó con un disparo del luso que salvó Areola con el rostro. Unos minutos antes del 1-1 le puso un balón de oro a Benzema y el disparo del galo lo sacó Aureola con una mano prodigiosa. No solo dominó el carril izquierdo. Hubo una acción de Marcelo mediada la segunda parte que trasladó su zona de influencia al derecho. Su partidazo lo coronó con el 3-1.

El cuarto de las individualidades, Cristiano Ronaldo. El Balón de Oro y el The Best apareció. Siempre lo hace en las grandes citas. Doblete del luso. 21 goles consecutivos en 12 partidos seguidos en Champions League (6 del pasado curso y 7 del presente). 11 dianas en este ejercicio. Y eso que los dos primeros disparos que hizo no entraron. Uno, lo paró Areola con la cara. Y el otro, lo envió fuera. Cristiano es un seguro. Y por suerte para el Real Madrid viste de blanco.

La quinta y sexta individualidades tienen talento

La quinta de las individualidades fue Isco. Tras meses desaparecido, el malagueño se soltó y firmó un partidazo. Exquisito en el trato de balón. Buscó la verticalidad y lo movió con sentido y rapidez. Y gran desgaste en defensa. No se escondió y corrió hacia atrás para ayudar a la zaga. Impresionante como le cerró a Mbappé en una acción en los últimos minutos del primer tiempo.

Y el sexto de las individualidades fue Marco Asensio. En 12 minutos dio dos goles y provocó una amarilla. Meunier le dio en la cara cuando se iba como una bala. Además, le pitaron antes un fuera de juego que no era, cuando se iba solo. Sembró el pánico por la izquierda. Su salida fue determinante y decisiva para el triunfo por 3-1.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here