Marcos Llorente, partidazo, golazo y Mundialazo

0
156
Partidazo Marcos Llorente
@yecnocse

Tercer Mundial de Clubes consecutivo del Real Madrid. Y un nombre propio: Marcos Llorente. Partidazo, golazo en la final. En resumidas cuentas, Mundialazo del canterano. El medio se está asentando en el esquema de Solari. Se está convirtiendo en el tercer hombre en la medular. Modric y Kroos tienen en él un gran socio. El canterano, con su trabajo en la sombra, les libera y les permite centrarse en la creación.

Octavo partido de Marcos Llorente. De nuevo ofreció su versión de jugador que realiza a la perfección las coberturas que corta la línea de pase. Todo pulmón y con un gran sentido de la colocación y la anticipación. Un verdadero tapón. Y encima se atreve a filtrar pases y en marcar. Todo un golazo. Su primero con la elástica madridista. Remate desde la fuera del área al empalmar un balón a la salida de un córner. Partidazo del ’18’. Que a la postre fue elegido MVP de la final. Todo un guiño a La Fábrica.

Si ante el Kashima se produjo la recuperación de Bale y Marcelo ante el Al Ain fue la de Luka Modric. Magistral el juego del croata. Partidazo el suyo con su gol y la colección de pases que dibujó y fabricó ante el cuadro de los Emiratos Árabes. Goles de la segunda línea. Mientras, Kroos también se marcó otro partidazo. El alemán, con cinco, es el jugador con más Mundiales de Clubes. Además, partidazo de Lucas Vázquez, Sergio Ramos y Courtois. El belga estuvo sobrio y soberbio cuando le tocó entrar en acción.

Ese puede ser un debe del cuadro blanco. Sigue concediendo que le hagan ocasiones. Pero en el otro sentido si hay jugadores que van recuperando el tono otro aspecto que hay que valorar y tener muy en cuenta es la vuelta a la efectividad a balón parado. De los cuatro goles de la final dos fueron a la salida de un córner. El primero, de un zapatazo desde fuera del área. El segundo con reminiscencias de Lisboa. Centro de Modric y remate de cabeza de Sergio Ramos.

En definitiva, el Real Madrid cumplió el trámite. Hizo lo que debía. Ganar el Mundial de Clubes. Ahora, deben soltarse y recuperar el nivel en las competiciones que le restan hasta el final de temporada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here