El Madrid se estrelló contra Lloris y los Spurs, contra Keylor

2
486
El Madrid se estrelló contra Lloris
Twitter

Se esperaba a Kane, se esperaba a Cristiano, pero el partido lo decantaron los porteros. Bajo los palos del Tottenham Hugo Lloris sacó tres manos espectaculares. Su homólogo blanco lo hizo en un par de ocasiones. Eran ocasiones con marchamo de gol, pero ambos evitaron lo inevitable. Esto, unido a la mala puntería de los atacantes de ambas escuadras, tejió el empate.

El Tottenham demostró en el Bernabéu por qué tutea a los gigantes de la Premier. Pochettino atrincheró con cinco defensas al equipo. Esto no evitó que el Real Madrid diera el primer aviso por partida doble a los cuatro minutos de juego. Todo lo contrario que Zidane, que apostó por Achraf, un lateral con mayor proyección ofensiva que Nacho. El marroquí brilló y estuvo muy activo en su banda colgando balones. Quizá le faltó encarar algo más.

Así, la primera gran ocasión llegó con los dos laterales blancos en plena ofensiva. Marcelo cruzó un balón al que llegó su compañero en la otra banda, que llegó y puso el balón en la cabeza de Cristiano. El luso mandó el balón a la madera. Benzema desaprovechó el rechace.

 

Fuera de juego milimétrico y gol en propia puerta

Poquito a poquito el Madrid se impuso en el juego. Lo que no contaba es con la lluvia, que hizo que Cristiano se resbalara en el área tras un buen recorte. El festival de los porteros lo abrió Navas cuando reaccionó raudo a un remate picado de Harry Kane a bocajarro. Un minuto después hubo taquicardias en el área blanca en otra acción del spur.

Los ingleses se adelantaron en el marcador aprovechando la autopista que Aurier encontró por el costado izquierdo a espaldas de Marcelo. Su pase no fue aprovechado por un Kane que estaba por milímetros en fuera de juego, pero Varane batió a Navas. Era el minuto 28 y el Bernabéu volvía a ser territorio de conquista.

El Madrid, colgado de Modric ya que el primer tiempo de Isco no fue precisamente bueno, se puso manos a la obra para situar las tablas. Isco, Marcelo y el propio croata tuvieron ocasiones, pero tuvo que ser Kroos -apoyado en Benzema- el que cortara el área inglesa hasta que Aurier le derribó en la frontal del área pequeña. Penalti claro que Cristiano alojó en las mallas. No dio tiempo para más y los jugadores se fueron al vestuario.

 

Festival de Lloris

Tras el descanso Isco se acercó a su nivel y el Madrid se fue a por el partido. Nuevamente Benzema fue protagonista cuando un cabezazo a bocajarro fue sacado con el pie a media altura por Lloris bajo palos. Una parada similar, salvo por la ubicación de los protagonistas, a la de Casillas a Robben en la final del Mundial. El festival de Lloris continuó con sendas paradas a Cristiano. Sobre todo la segunda en la que una mano fuerte desvió un misil de CR7 que iba a la escuadra.

El Tottenham respondió con tres ocasiones en cuatro minutos en el ecuador de la segunda parte. Por milímetros Navas reclamó su pedacito de gloria desviando con la punta de los dedos un tiro de Kane. Luego Eriksen disparó al lateral de la red volviendo a aprovechar el desierto que dejó a su espalda Marcelo. Y la tuvo también Davinson Sánchez, que volvió a poner el corazón en un puño a la afición con un cabezazo que se fue por los pelos.

Aunque Zidane acudió a Marco Asensio, el Tottenham se cerró bien. Los ingleses solventaron los últimos minutos llevándose un punto. El liderato queda al albur de lo que ocurra en Wembley. Casi lo mejor de la noche fue el empate entre el Apoel Nicosia y el Borussia Dortmund que deja a los alemanes casi fuera de circulación. Respecto al juego del Madrid, la reflexión que queda es que cada vez le cuesta más al Madrid marcar un gol. Su famosa pegada va perdiendo lustre. Eso, y que los porteros rivales están haciendo los partidos de su vida frente a los blancos.

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here