¿Liga acabada? Un Barça líder ya se dejó 11 puntos en 4 jornadas

0
346
La Liga no ha acabado: un Barça líder ya se dejó 11 puntos en 4 jornadas
Twitter

No corren buenos tiempos en Concha Espina para estar animados. Al fin y al cabo 45 minutos pésimamente jugados ante un Barcelona, que parece que ha hecho el mejor año de su historia, han hecho olvidar que no hace ni un mes fuimos campeones del mundo por sexta vez, que Cristiano (aviso para el PSG) no para de marcar goles en la Champions y que con Zidane, y sus muchos aciertos y sus pocos errores, no paramos de ganar títulos. Que yo sepa aún estamos vivos aún en todas las competiciones. La Liga no ha acabado (ni siquiera ha llegado al ecuador) y muchos pagaron (o estuvieron a punto de pagar muy caro) dar por enterrado antes de tiempo al Real Madrid.

El campeonato nacional es evidente que se ha puesto muy cuesta arriba. Que ya depende más de fallos de otros que de aciertos nuestros. Está claro que lo primero es resolver lo nuestro. Empezar a ser fiables en la Liga. En encadenar una victoria tras otra. Lo otro, que fallen los demás, en concreto el Barcelona, es otro cantar. Pero hay un hecho en el mundo del fútbol que es inescrutable: las dinámicas ganadoras y perdedoras vienen y se van a veces sin explicación. Pero suceden. El Barcelona ya demostró recientemente, cómo se dilapida una cómoda ventaja y cómo debe sudar la gota fría para conquistar un título.

Como dilapidar un tesoro

20 de marzo de 2016. Tras 28 jornadas de Liga, a solo diez para el final, el Barcelona visita Villarreal con 12 puntos de ventaja sobre el Real Madrid. Los culés tienen 72 y nosotros solo 60. La Liga parece decidida. Entre ambos está el Atlético, segundo a ocho puntos de los líderes. El equipo de Luis Enrique no conocía la derrota en ninguna competición desde octubre.

En el campo castellonense, en el partido que cierra una jornada en la que el Real Madrid se había impuesto por 4-0 al Sevilla, el Barcelona llega al descanso ganando 0-2. A los 17 minutos de la segunda parte el Villarreal, por obra de Bakambu y un gol en propia puerta de Mathieu, empata el partido. En las siguientes tres jornadas el Barcelona no sumará ningún punto. El Real Madrid toma el Camp Nou ganando 1-2 con goles de Benzema (en el 62) y Cristiano Ronaldo (en el 89) que superan el marcado por Piqué en el minuto 55. Zidane logra su primera gran victoria de su corta pero exitosa historia como entrenador.

Luego el Barcelona cae en Anoeta, es eliminado de la Champions por el Atlético y el Valencia gana en el Camp Nou. En total suma 1 punto de 12. La clasificación, al final de la jornada 33, a mediados de abril, ha comprimido la clasificación. El Barcelona tiene los mismos puntos que el Atlético y uno más que el Real Madrid. Los blancos le han recortado 11 puntos en cuatro jornadas. Los culés ganan los últimos cinco partidos y se proclaman campeones de Liga con ese punto de ventaja. Pero tuvieron que sudarlo hasta el final. El Real Madrid, pese a estar a 12 puntos, nunca se dio por vencido. Así forjamos nuestra historia tanto en las victorias como en las derrotas. Luchando hasta el final.

2017: 5-1 a favor del Madrid

¿Por qué ahora, a 14 puntos (a 11 si ganamos el partido aplazado ante el Leganés) deberíamos dar por perdida la Liga? Faltan cinco meses de competición y el Barcelona aún no ha atravesado ninguna crisis. Y sí, el Real Madrid no está bien. No hace mucho, solo rebobinando cuatro meses, la historia era distinta. La Supercopa de España acabó con un resultado final de 5-1 a favor del Madrid –el mismo tanteo en títulos que ha arrojado el balance de trofeos entre blancos y azulgranas-. Parece que 2017 haya sido el mejor año de la historia azulgrana. Y no señores, este año estará en la historia blanca, no en la del club catalán, forjado en oro. Esto no es como empieza si no como acaba. Y hasta mayo queda mucho.

Y si al final otros ganan la Liga se les felicitará. Pero tendrán que seguir peleando por el título. Tendrán que ganárselo. El Real Madrid, mientras matemáticamente tenga opciones, debe seguir luchando. La historia demuestra que en cualquier momento el viento puede rolar en otra dirección.

Deseamos un gran y próspero 2018 a todos los aficionados blancos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here