El Madrid sigue mostrando su mejor cara

0
116

Dos partidos de buen juego lleva encadenados el Real Madrid y con ellos dos victorias sumadas. Tras el encuentro ante el Sevilla el pasado fin de semana, ayer los blancos se citaban contra el Girona en los cuartos de final de la Copa del Rey.

Aunque el comienzo no fue el más adecuado, a los 6 minutos de partido el equipo encajaba un gol tras un error defensivo, el combinado blanco supo rehacerse. El Real Madrid cogió la pelota e hizo lo que mejor se le da, contraatacar de la mano de un Odriozola muy inspirado en la primera parte.

No tardaron mucho los blancos en devolver las tablas al marcador, al minuto 18, Odriozola lideraba un contragolpe que lograba finalizar Lucas Vázquez con una buena definición a porteria. Volvía a empezar el partido tras ese gol del Madrid que, además de empatar el partido daba un paso adelante.

La primera parte contó con muchos nombres propios, además de Odriozola, el brasileño Vinicius volvió a dejar jugadas muy notables como la del segundo gol, donde con un recorte provoca el penalti que luego anotaría Sergio Ramos. El capitán fue otro de los más inspirados, terminó el partido con un doblete y firmó un gran encuentro con otro gol de Panenka, aunque bien podría llamarse de Ramos, pues el camero está haciendo del Panenka su especialidad.

El partido estuvo marcado por la superioridad del conjunto blanco, el Real Madrid contó con la posesión y las ocasiones, pero el Girona es un equipo peligroso y eficaz, y al comienzo de la segunda parte lograba empatar el partido en su segunda ocasión. Solari decidió hacer cambios dando entrada a Llorente y Kroos, recién recuperados de sus lesiones y a Isco, que volvió a contar con minutos para demostrar su valía.

Le costó al Madrid acostumbrarse a los cambios, pero los merengues volvieron a tomar el control del partido y sabiendo que un empate no era válido comenzaron a atacar. Volvió a aparecer el de siempre, el capitán, Sergio Ramos mandaba de un cabezazo el balón a la red y adelantaba al Madrid de nuevo.

Benzema fue otro de los más inspirados del partido, apareciendo en todas las zonas del campo, repartiendo juego e incluso teniendo ocasiones. Se le resistía el gol, pero a falta de 10 minutos para el final se hizo justicia con el francés, que remataba sólo un pase perfecto de Vinicius y enmarcaba su gran partido con un gol.

Comienza a verse la luz en el Santiago Bernabéu, sobretodo tras los dos buenos partidos que ha jugado el equipo en la última semana. Este fin de semana les toca certificar su buen momento ante el Espanyol en Cornellá.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here