69 días después, vuelven las delicatessen ‘made in Asensio’

0
330
delicatessen Marco Asensio
realmadrid.com

Han vuelto las delicatessen ‘made in Asensio’. El balear rompió en Butarque una racha de 69 días siendo intrascendente. Pasando desapercibido. Sin brillo. Parecía como si hubiese perdido el norte. Se le había apagado la magia y el aura de futbolista distinto. El que marca las diferencias. Entrando y saliendo del once. Sin ser protagonista. Una ofensa y un insulto. Por todo el fútbol que atesoran sus botas.

Todo un bajonazo y un desencanto para los madridistas viendo el colosal, refrescante y enorme inicio de temporada. Sus golazos al Barcelona en la Supercopa y el doblete al Valencia a las primeras de cambio en el campeonato liguero. Todos nos las prometíamos felices con ‘el chico maravilla’.

Pero de la noche a la mañana, oscureció el panorama. De manera sorprendente, Marco Asensio dejó de brillar. Bajó su nivel. Quizás, desencantado por no entrar de inicio en los planes de Zidane. Actuaciones esporádicas. Su caudal de minutos fue decayendo. Y cuando dispuso de ellos, actuaciones discretas. Sin regalarnos ninguna delicatessen.

Con su nueva delicatessen llama a la titularidad

Asensio dejó de llamar a la puerta de la titularidad. En Butarque, dio un paso al frente. Apareció con varios chispazos. En la última jugada del primer tiempo se sacó un centro envenenado al que Lucas Vázquez no llegó a rematar por milímetros. Y a un minuto del final, pura delicatessen. Pase medido de Theo y Marco golpeó el balón de manera sutil con la zurda alojando su disparo por el único hueco que quedaba entre Champagne y la portería. Un golazo.

69 días después volvía a ver portería. El último toda una delicatessen ‘made in Asensio’. Aquel golazo el 5 de noviembre desde fuera del área con un zurdazo que se coló por la escuadra de la meta grancanaria. Es lo que tiene este chico. Se marca auténticos golazos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here