Neymar y Pogba: mucho ruido y pocas nueces

0

Han sido los dos nombres que más han sonado durante el verano. Neymar y Paul Pogba han acaparado los focos mediáticos de los dos grandes clubes de España. El Barcelona y el Real Madrid han perseguido, o eso dicen, sus fichajes. Pero este lunes se cerró el mercado y ambos continúan en sus clubes.

El culebrón del brasileño ha sido la telenovela del año. Neymar se va, Neymar se queda. Neymar se va al Barça, Neymar se va al Real Madrid. Durante estos meses hemos leído prácticamente de todo. Bartomeu ha tirado la casa por la ventana para traer de vuelta al carioca, pero le ha salido el tiro por la culata y ahora queda retratado ante un vestuario que ha sido ofrecido casi al completo al París Saint Germain. Por suerte, la afición respira aliviada, y es que la gran mayoría no quería de vuelta a un futbolista que tiene denunciado al club.

La posibilidad de que recalara en el Real Madrid también ha estado ahí. La entidad blanca esperaba que la paciencia le otorgara el factor diferencial, pero tampoco se acababa de fiar del todo de la salud del jugador.

Sin embargo, bastante tenía Florentino Pérez con intentar complacer a Zinedine Zidane. Desde que se abrió el mercado, el técnico francés quería a su compatriota Pogba en el equipo. Las altas esferas no estaban convencidas de su fichaje y queda la duda de si hicieron todo lo posible por su contratación. La relación presidente-entrenador no pasa por su mejor momento.

Pogba se queda en el Manchester United y deja al Real Madrid con un socavón en el centro del campo. Casemiro, Kroos, Modric y Fede Valverde son los únicos centrocampistas puros que tiene el conjunto blanco en su plantilla. Eriksen, otro de los que sonó al principio de verano, tampoco ha hecho las maletas camino de Madrid.

Como Rodrigo. El delantero del Valencia llegó a despedirse de sus compañeros porque iba a fichar por el Atlético de Madrid, pero finalmente los colchoneros no han conseguido colocar a Correa y el español se quedará una temporada más en Mestalla. Como cada verano, mucho ruido y pocas nueces.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here