Los 300 del Cholo buscan un color especial en Sevilla: el del 100 y el 200

7 de enero de 2012. Los Reyes Magos habían traído como presente a la familia rojiblanca a un tal Diego Pablo Simeone. Se estrenó con empate a cero en Málaga. Fue presente, lo sigue siendo y es futuro. Fiel a su filosofía del partido a partido, el técnico argentino afronta en el Sánchez Pizjuán su partido 300 en Liga al frente del Atleti. Ahí es nada.

Un partido en el que sus jugadores buscarán ese color especial que caracteriza a la ciudad de Sevilla. Color en forma de tres puntos. Una victoria que -de conseguirse- sería de esas importantes. Por el momento -los rojiblancos se han abonado al empate en los últimos encuentros- y ante el rival de turno. El cuadro hispalense anda quinto en la clasificación con los mismos puntos que el Atleti. Partidazo.

Los centenarios ligueros no se le dan nada mal al Cholo. El partido número 100 se saldó con un triunfo ante el Eibar. 2-1 en el mítico Vicente Calderón. Y el 200 con un 3-0 ante el Valencia en el mismo escenario. Y ahora toca el 300, pero esta vez fuera de casa. Que siga la racha centenaria. No hay dos sin tres… ¿ ó 300?

¿Y qué dirá el Cholo?

“Nunca imaginé llegar a 200 partidos. Soy feliz en el lugar donde estoy”. Palabras de Simeone cuando se enfrentó al Valencia en el Vicente Calderón. ¿Qué dirá tras el choque ante el Sevilla? Todo dependerá del resultado de un encuentro espectacular. El mejor, sin duda, de la jornada.

¿Y cómo se le da al Cholo lo de visitar el campo donde un día actuó como jugador? Un balance más que esperanzador. Ocho partidos en el Sánchez Pizjuán con Simeone en el banco colchonero. Cuatro victorias, tres empates y una derrota. La conclusión, desde la óptica rojiblanca, es meridiana: Cholo, mete la quinta y ponte a 300 con triunfo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acabamos de Publicar

4 consejos para afrontar mejor el calor del verano en el...

0
No es el verano la estación del año más aconsejable para ir al gimnasio, pero con algunas pautas sí que podemos mantener una cierta rutina para seguir fortaleciendo nuestro cuerpo.