Inicio Competiciones Sin ganas y con Messi es imposible en el Camp Nou

Sin ganas y con Messi es
imposible en el Camp Nou

La lucha se queda en ocho puntos. El Barcelona derrotó al Atlético de Madrid por la mínima. Un 1-0 que pone en bandeja el título al cuadro blaugrana y que baja la autoestima y la euforia de nuestro Atleti. En un encuentro en el que los chicos de Valverde no fueron mejores. Ni mucho menos. Pero tenían en sus filas al mejor jugador del mundo, un tal Leo Messi. No hizo mucho, pero el Atleti hizo menos. Muchísimo menos. Sin ganas no hay recompensa.

Ocasión piripintada para reivindicar la candidatura colchonera a la Liga. Pero no pudo ser. Desde el primer minuto hasta el último. Vale el respeto hacia quizá el mejor equipo del planeta. O mejor dicho, al que mejor fútbol despliega. Pero no vale a un Atleti desconocido. Sin ganas. Llegaba el cuadro de Simeone lanzado, en un momento de forma espectacular. Frenazo. Sin intensidad y preocupado en exceso del rival. Error.

Bello y Bestia -Antoine y Diego- visitaban el Camp Nou con la intención de estrenarse. Ninguno había marcado en feudo blaugrana. Y ninguno lo consiguió. Frustración fruto de un encuentro sin ambición y sin ganas a pesar del cariz atacante que imprimió el Cholo Simeone con el transcurrir de los minutos. El entrenador argentino se fue de Barcelona sin sacarse la espina. De nuevo. ¿Quizá menos respeto y más descaro?

Sin ganas no hay paraíso

El partido quedó sentenciado -decidido- tras un golpe franco ejecutado con maestría por el mejor jugador el mundo. Ese del que el Cholo afirmó que era imposible dibujar una estrategia en su contra. Un tal Leo Messi. Lanzamiento de falta que sorprendió a Oblak. Jan estuvo a punto de llegar… pero le faltó un palmo. Ter Stegen subió un peldaño en su lucha por el Zamora, aunque sigue mandando el esloveno.

El Barça hizo eso y poco más. Quizá una volea espectacular de Busquets que desvió Oblak. Y el Atleti también poco y más… o menos. Gameiro remató a gol un balón peinado por Diego Costa. El internacional español estaba -por poco- en fuera de juego y se anuló el gol. Entró Kevin y de nuevo Fernando Torres en el banquillo. El Niño -al que siempre se le ha dado bien el Camp Nou- vio la derrota desde el banquillo. Decisión -para bien o para mal- de entrenador.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -
- Advertisement -

LO MÁS LEIDO

ÚLTIMAS NOTICIAS