Inicio En portada Saúl sí culminó el golazo que intentó Futre ante el Bayern en...

Saúl sí culminó el golazo que intentó Futre ante el Bayern en 1987

Una jugada increíble ante el Bayern de Múnich en la máxima competición europea le hizo saltar a la fama. Le convirtió en una estrella. La galopada comenzó en el centro del campo. Recibió el balón en una zona lejana, sin peligro, en el centro del campo. Se giró e inició un eslalon que dejó sentado a tres rivales, incapaces, y que, al final, no fue gol por menos de un metro. Cruzó en exceso. Paulo Futre falló por muy poco en la final de la Copa de Europa de 1987. Parecía que estaba hablando de Saúl, ¿verdad?, pero el canterano del Atlético de Madrid sí acertó con la meta rival tras protagonizar una jugada semejante a la del astro portugués, aunque esta vez sí hubo final feliz.

Echemos la vista atrás. Hay que viajar al 27 de mayo de 1987. Futre tenía entonces 21 años cuando se plantó en el Praterstadion de Viena como líder indiscutible de un Oporto que no partía como favorito en la final de la Copa de Europa de aquella temporada. Enfrente, el rodillo alemán entrenado por Udo Lattek y en el que jugaban fenómenos de la talla de Lothar Matthaus o Jean-Marie Pfaff. Un Bayern que buscaba su cuarto título, tras los conquistados en 1974, 1975 y 1976, y que se había deshecho del Real Madrid en semifinales.

Futre contribuyó a la noche portuguesa

Pero la noche fue portuguesa. Dos goles, el segundo un magnífico taconazo de Rabah Madjer, fueron más que suficientes para doblegar a los alemanes, que acortaron distancias en el marcador en el minuto 80 para dejarlo en el definitivo 2-1 que dio el título a los hombres que entrenaba Artur Jorge. Pero el gran triunfador de la noche fue Paulo Futre. Pasó de ser el líder del Oporto, a la estrella del momento, el jugador que todos querían tener en sus filas. Y fue el Atlético de Madrid el que, un par de meses después, anunciaba su fichaje. La jugada maestra de Jesús Gil en la campaña por la presidencia.

28 años y 11 meses después se repitió la historia, o casi. La jugada del pasado miércoles 27 de mayo fue en el partido de ida de la semifinal de la Champions League, no en la final, y sí acabó en gol. Pero tanto para Saúl como para Futre, la galopada que protagonizaron les sirvió como carta de presentación en Europa. Y ambos caso, el Bayern de Múnich fue el anfitrión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -
- Advertisement -

LO MÁS LEIDO

ÚLTIMAS NOTICIAS