Inicio En portada El oso soltó un zarpazo, mordió 3 puntos y a hibernar

El oso soltó un zarpazo, mordió 3 puntos y a hibernar

Excelente partido en el Vicente Calderón para repasar la lista de la compra, actualizar la agenda del año entero, iniciarse en el punto de cruz… o vagar por las redes sociales para escapar del tedio que, tras media hora corta de alegría y desparpajo, ha traído este frío 1-0, útil para la pugna en la zona Champions y, tal vez, la prematura hibernación del oso del escudo. Consumido el prometedor inicio, el aletargado once atlético (85% de votos cree que el equipo se durmió) derivó el juego al sopor. Y de nada sirvió esta vez que Simeone intentara alentar con sus impetuosos aspavientos el habitual fervor de la concurrencia: para entonces, la afición ya había echado alguna cabezadita, y en lugar de animados cánticos, resonaron, si acaso, sus ronquidos desde la grada.

Por otra parte, tampoco contribuyó demasiado al espectáculo el temeroso rival, plantado con tres centrales y sin demasiada ambición, que sólo resultó competitivo (para el 64% de la afición) cuando decidió sacudirse el dominio local, con llegadas aisladas. Los disparos, lejanos, de Jonás (41´) y Rubén Castro (47´-libre directo- y 64´) probaron la impecable colocación de Moyá.

El Atlético, sin embargo, salió muy suelto; con las mejores intenciones para arrollar pronto-y-fácil a los de Víctor Sánchez del Amo. Y hasta se podía barruntar la goleada cuando Nico Gaitán (8´) acertó a rematar su gol a bocajarro. El centro de  Vrsaljko desde su banda lo desvió Donk para que el bonaerense lo cazara al vuelo casi en el pico del área chica. Al poco, todavía colgó un buen centro (13´) para Fernando Torres. Y después, desapareció, como si ante el frío se hubiera arropado con la capa de invisibilidad de Harry Potter. Insuficiente aportación para un fichaje de su envergadura, que todavía no se ha ganado la titularidad (así lo cree el 64% de los colchoneros).

 

El oso salió de su letargo con los cambios

En esta primera fase se registraron las mejores acciones de ataque: una cesión de cabeza de Godín, que Griezmann revienta, sin puntería (11´) y un pase raso que Saúl envía a Fernando Torres con mucho criterio, interceptado por Adán (28´). Al Niño la táctica del Betis no le favorecía precisamente, puesto que los andaluces, despreocupados con respecto a cualquier otra tarea, acumulaban jugadores en la zaga, taponando espacios. Cuando saltaron Carrasco (63´, por Gaitán) y Gameiro (69´, por Fernando Torres) mejoró algo la imagen del equipo (el 64% valoró positivamente los cambios), sobre todo por el belga, que se gustó en algún regate y derrochó una ocasión (68´) tirando al muñeco. El belga despertó al oso de su letargo.

Entre lo positivo, los 3 puntos que caen al zurrón, la firmeza defensiva y la vuelta de Koke al centro, como cerebro y motor del equipo. Incluso sin culminar un partido de los grandes, está claro que en plena madurez (cumplió los 25 el pasado 8 de enero) el canterano es quien debe llevar la manija de un equipo campeón (y así lo cree 77% de la afición).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -
- Advertisement -

LO MÁS LEIDO

ÚLTIMAS NOTICIAS