Inicio Competiciones Yo me voy del Manzanares, del estadio Vicente Calderón

Yo me voy del Manzanares, del estadio Vicente Calderón

85 días después de lo de Milán, había ‘mono’ de fútbol en la Ribera del Manzanares. Ilusiones renovadas en los campeonatos domésticos, y sobre todo, en la máxima competición continental. Nueve meses en los que el Atlético deberá gestar nuevos logros. Nueve meses para seguir disfrutando de un escudo, una camiseta, un sentimiento. Pero por encima de todo, un curso con toque vintage. Se inicia la cuenta atrás. La de la despedida del Vicente Calderón. Ante el Deportivo Alavés, primera entrega. Serán 23 como mínimo. 19 fijas en Liga, tres en Champions y una en Copa y que pueden llegar a las 26 si se llegase a las finales de la Liga de Campeones y Copa del Rey.

La parroquia colchonera tendría que hacer un retoque al Himno de José Aguilar Granados y Ángel Curras García en este curso.  Versionar el inicio 42 años después en su segunda estrofa: “Yo me voy del Manzanares, del estadio Vicente Calderón (habría que actualizar), donde acuden a millares, los que gustan del fútbol de emoción”.

Y emoción hubo en el estreno liguero de los rojiblancos en la Liga 2016-17. La tropa del Cholo fue de menos a más frente al Deportivo Alavés. En la segunda parte, asedio total a la meta de Fernando Pacheco. Un poste de Fernando Torres, unido al de Carrasco en la primera parte, un puñado de córners y ocasiones a tutiplén. Hubo que esperar al descuento para que se moviera el marcador. En el minuto 92, explosión de júbilo en la grada cuando Kevin Gameiro se estrenó con la rojiblanca. El francés ejecutó con maestría el penalti cometido por Laguardia a Fernando Torres. Sangre fría, valentía y bemoles del nuevo ‘9’ colchonero. De la fiesta se pasó al funeral. Dos minutos después, Manu García puso las tablas en el marcador.

El  debut de Gameiro fue gris. Escaso protagonismo del galo que falló un par de oportunidades. En la grada, más de uno nombró a la bicha. Hubo comparaciones con Jackson Martínez.  Un Gameiro que se vio ensombrecido por la salida de Fernando Torres tras el descanso. ‘El Niño’ reactivó la ofensiva rojiblanca. Móvil, participativo. Trajo en jaque a la zaga vitoriana y de sus movimientos salieron las mejores acciones atacantes. Fernando inició el curso como un tiro. Como lo hizo desde febrero a mayo.

La vuelta al Manzanares del ‘otro’ Raúl García

Hubo otro toque nostálgico en la noche. Cuando en megafonía se anunció el nombre de Raúl García en las filas del ‘Glorioso’ hubo más de uno en la grada que se acordó el navarro. Un futbolista de raza. Pundonor y compromiso. Su número, el 8, lo portará en este curso Saúl. El Cholo quiere que el canterano sea la fotocopia del navarro. Que ponga chispa en la medular y que encienda la mecha en ataque. Que sorprenda al rival y sea el complemento de la dupla atacante. Fuerza tiene Saúl para hacerlo. Renovado dorsal. Renovado rol.

Luego, por exigencias del guion, a Saúl le tocó hacer de pivote. El Cholo movió piezas y tras iniciar el partido con Tiago y Gabi como mediocentros lo acabó con el mencionado Saúl y Koke. La resistencia del Deportivo Alavés, que se atrincheró en su área, obligó al Cholo a alinear un once ultra ofensivo. Al tándem Saúl-Koke se vio en el verde a Carrasco y Gaitán por las alas y a Fernando Torres y Gameiro en la punta de ataque. Luego, Ángel Correa se unió al suplir a Carrasco.

No fue suficiente. El Deportivo Alavés resistió a las acometidas rojiblancas. A los 20 córners que lanzó, las dos maderas y al sinfín de ocasiones generadas. Manu García rentabilizó el único disparo de los vitorianos. En el minuto 94. Un derechazo lejano de un zurdo. Desencanto. Bajonazo en la grada. Habrá más mañanas, tardes y noches para desquitarse en este curso. Más entregas para subidones. En la despedida del Manzanares, del Vicente Calderón.

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -
- Advertisement -

LO MÁS LEIDO

ÚLTIMAS NOTICIAS