Inicio En portada No hay un mal quecinco eliminatorias dure

No hay un mal quecinco eliminatorias dure

Por cuarta temporada consecutiva nos vamos a ver las caras con nuestros vecinos, contra el grano que tenemos en Europa, un mal que no puede durar siempre y ahora es el momento de erradicarlo. Es el único equipo que ha podido con el Atlético en las últimas tres temporadas, el único que nos ha echado de la Liga de Campeones en este tiempo y que nos ha ganado las dos últimas finales que hemos jugado.

Será la quinta vez que rojiblancos y madridistas se crucen en la máxima competición continental. Los vikingos siempre han tenido que sudar la gota gorda para eliminarnos. Hora es ya de darle la vuelta a la tortilla tras cuatro eliminatorias cayendo. El balance no es alentador. Solo una victoria en siete partidos, la que se consiguió en la vuelta de las semifinales de la 58-59. La ida se jugó en el Bernabéu con un primer tiempo en el que se marcaron los tres goles. Abrió el partido el Chuzo a los 13 minutos y dos después empataba Rial. Puskas, de penalti en el 33, ponía una mínima ventaja para el partido de vuelta.

En el Metropolitano, Collar marcó en el 43 nuestro único tanto y, como no regía aún el valor doble de los goles en campo contrario (hasta para eso no nos ha acompañado la suerte), abocaba la eliminatoria a un partido de desempate. Se disputó Zaragoza, en La Romareda. Di Stéfano, en el minuto 16, nos ponía por delante, pero Collar, dos minutos después, empataba. Puskas, en el 40, nos cerraba el camino a nuestra primera final.

 

El maldito minuto 93

Hubo que esperar más de medio siglo para volver a ver un derbi en Europa. Esta vez fue en la final de 2014, un partido marcado por el gol de Sergio Ramos en el minuto 93 y que abocaba el partido disputado en Lisboa a la prórroga al igualar el tanteador abierto por Godín en el minuto 36 en un clamoroso fallo en la salida de Casillas. Los blancos fueron superiores en el tiempo extra y tras el gol de Bale el Atlético no reaccionó. Luego llegaron Morata y el penalti marcado por Cristiano (y su numerito con el torso desnudo).

En la campaña siguiente, la 14-15, nuevo cruce, esta vez en cuartos y con el Calderón abriendo en su primer derbi europeo la eliminatoria. Partido sin goles y vuelta decidida por Chicharito Hernández a dos minutos del final del partido. La verdad es que en este partido no tiramos ni una vez a puerta. Además, el último cuarto de hora jugamos con diez por la expulsión de Arda (minuto 76).

 

Gol en fuera de juego de Sergio Ramos

El último capítulo, en la temporada pasada, el duelo volvió a ser a partido único, en la finalísima del Giuseppe Meazza o San Siro. Nuevamente Sergio Ramos marcó, esta vez en el minuto 15 y en fuera de juego. Ojalá hubiera estado el VAR. En el arranque de la segunda parte Griezmann desperdició contra el larguero una pena máxima. Luego el belga Carrasco, en el 59, empató. En la prórroga no se movió el marcador, con ambos equipos muy desgastados físicamente. El resto de la historia ya la saben. Juanfran erró el cuarto lanzamiento atlético y Cristiano marcó el último blanco.

En resumen, siete partidos, con cuatro victorias blancas, dos empates (uno decidido luego en los penaltis) y una sola victoria de nuestros colores (en 1959), cinco a favor y el doble en contra. Hay que despedir el Calderón eliminando de una vez por todas a los blancos y de paso impedirles llegar a Cardiff y lograr ser el primer equipo en repetir título en dos temporadas consecutivas.

- Advertisment -
- Advertisement -

LO MÁS LEIDO

ÚLTIMAS NOTICIAS