Inicio En portada La leyenda del 'Niño' tiene su principio ante el Leganés

La leyenda del 'Niño' tiene su principio ante el Leganés

La leyenda de Fernando Torres tuvo su punto de partida ante el Leganés. Fue una semana vertiginosa para ‘El Niño’. Cinco días antes había recibido la llamada telefónica de Paulo Futre, entonces director deportivo del Atlético, que le comunicó que iba a entrenar con el primer equipo. Lo hizo al día siguiente. Tres días después entró en la lista y al siguiente cumplió su sueño: debutar con el Atlético.

Lo hizo con el dorsal ’35’ y con el Vicente Calderón como maestro de ceremonias. 42.000 testigos de excepción en sus gradas estuvieron en un día señalado. Fue el 27 de mayo de 2001. Lo dicho. Ese día es el punto de partida de un futbolista de leyenda en la ribera del Manzanares.

Eran tiempos que tocaba hacer de tripas corazón, pero el sentimiento rojiblanco estaba a flor de piel. El Atlético trataba de salir del infierno de la Segunda con una afición entregada, fiel y enamorada. El cuadro pepinero rendía visita al estadio rojiblanco.  Había una gran expectación por ver el debut de la perla de la cantera colchonera. Un día histórico. De leyenda. Desde que Fernando Torres, con sus 17 años, saltó con el resto del plantel a calentar, ya fue el centro de las miradas desde la grada. Gritos de ánimo dirigidos a la futura estrella.

<<Salió con el dorsal 35 sustituyendo a Luque en el minuto 65>>

Había muchas ganar de verle jugar. Hubo que esperar al minuto 65 cuando ingresó en el rectángulo de juego sustituyendo a Luque. “Le hice calentar un poco más de lo previsto hasta que llegó su momento. Todo el mundo le estaba pidiendo”, recuerda Carlos García Cantarero. El técnico que le dio la alternativa.

Precisamente,  Luque estaba siendo el mejor del partido. Anotó el gol que a la postre dio el triunfo a los rojiblancos. Una diana que les permitía seguir soñando con volver a Primera.

 

Luque estaba convencido de que Torres iba a ser una leyenda

“Fernando, mucha suerte y tranquilo“, le dijo Luque tras estrecharle la mano. Precisamente, uno de sus apoyos en el vestuario. Dado que Fernando no tenía carnet de conducir al sevillano le tocó esos días de hacer de chófer y llevar al ‘Niño’ al Cerro del Espino. “Todos estábamos esperando a que se produjera su debut. Era la perla de la cantera. Todos los días en los entrenamientos nos mostraba su talento y lo gran futbolista que era. Solo faltaba que lo pudiera demostrar ante la afición del Atlético”, me confesó Luque en ‘La caldera de los sueños’ (Prime Books).

Mientras, ‘El Niño’ recuerda su debut en ‘Fernando Torres number nine‘: “Sentí una sensación extraña cuando me abracé a Luque. Luego, observé la enormidad del estadio. Miré de arriba a abajo a los anfiteatros donde me ubicaba como seguidor. Estaba donde tantas tarde soñé, pero no había tiempo para melancolías ni espacio para ñoños pensamientos. Comprobé rápidamente que la velocidad y el ritmo eran muy superiores a los partidos de juveniles”.

15 minutos, más un par de propina de prolongación, fue el tiempo que duró su debut. El Atlético apostó por esperar a un Leganés que se lanzó a por el empate. En el 68, Fernando Torres trató de hacer un desmarque, pero resbaló. Un minuto después,chocó con Macanás. 60 segundos después entró a José Mari para diez después provocar una tarjeta a Lambea. A dos minutos del final trató de sorprender a Raúl, meta del Leganés, desde la frontal del área con una vaselina.

3 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -
- Advertisement -

LO MÁS LEIDO

ÚLTIMAS NOTICIAS