Inicio En portada Koke, el catalizador

Koke, el catalizador

La pasada temporada, el Atlético llegaba a finales de enero al Camp Nou en un bache de juego importante y con muchas dudas. Entre ellas, un Koke que no andaba fino. Y eso el Atlético del Cholo lo nota más que nada. Como un coche con un catalizador averiado. Sin la confianza del de Vallecas el equipo se resiente, y mucho. Aquella noche él adelantó al equipo. El Atlético (expulsiones y mala fortuna mediante) acabó perdiendo aquel día, pero ganó algo muy importante: sensaciones. El año acabó fabuloso para los nuestros: lucha del campeonato hasta el último suspiro y final de Champions.

Anoche, un año después, se puede sacar una lectura parecida. El equipo llegaba flojo, muy flojo, a esta eliminatoria. De ella sale, aunque sin final de Copa, bastante reforzado. Porque durante la segunda parte del partido de ida y todo el partido de vuelta los atléticos hemos vuelto a reconocer a nuestro equipo, a ese del que nunca dudar. Y en eso Koke es parte esencial, más que nadie. El Atleti puede perder con Koke estando bien, pero nunca va a ganar con Koke estando mal.

La historia se repite, y Koke vuelve a ser clave

Ayer, en medio de una temporada en la que se debate sobre si el Cholo debe darle galones como organizador o si apostar por él en el interior, más cerca de la delantera, jugó de las dos cosas. Por momentos tenía la fiereza de Gabi en la presión, para luego pasar a distribuir con la inteligencia de Tiago o hacer de él mismo cayendo a banda para hacer combinaciones letales con Filipe. Esa clarividencia nos dio mucho, incluyendo un gol legal anulado a Griezmann.

Además, como todos sabemos, el fútbol es un estado de ánimo. Koke tiene solo 25 años, pero ya tiene los galones suficientes para tirar del equipo en cuanto a implicación y concentración. Y ayer a su lado Saúl se agigantó. Volvimos a ver al Saúl que impone su poderío físico y su técnica, no al Saúl disperso y sin confianza de fechas atrás.

El peso de Jorge Resurrección en la medular del equipo es incontestable e imprescindible. Y el Atlético del Cholo nunca ha sido un equipo de delanteros, y sí un equipo de centrocampistas. Tanto para defender -baste como ejemplo la segunda parte de la ida, en la que la presión adelantada nos dio tantas oportunidades- como para atacar. Que luego hay que meter la pelota entre los tres palos, sí. Que para eso necesitamos la confianza de nuestros puntas, claro. Necesitamos a todos, esto es un equipo. Pero todo empieza en Koke. Él es el catalizador.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -
- Advertisement -

LO MÁS LEIDO

ÚLTIMAS NOTICIAS