Inicio En portada Para jugar la final hay que tumbar gigantes

Para jugar la final hay que tumbar gigantes

Si me preguntan que cómo he vivido este 2016 podría responder muchas cosas. Pero indudablemente una es segura: en rojo y blanco. Ha sido un año sorprendente. Un equipo en plena construcción se plantó en la final de Champions y, aunque con amargo final, las emociones fueron gigantes. Si mi memoria de pez tuviera que rescatar un momento del Atlético esta temporada sería ese: el camino hacia la Champions. Un camino arduo. Aunque a algunos les ponen alfombra roja. Yo soy de los que entienden la Champions como una oportunidad para tumbar gigantes. Una oportunidad para luchar contra los más grandes. Y así lo hicimos este 2016.

Mi momento del 2016 ha sido esa vuelta de las semis de Liga de Campeones contra el Bayern de Múnich. ¿Por qué no me quedo con la ida y la exhibición de Saúl? Bueno, ahí se empezó a gestar el pase, pero en Alemania sentimos los colores con más intensidad. Porque sufrimos. ¡Y vaya si lo hicimos! Recuerdo que estuve al borde del infarto en el sofá de casa, alentando como uno más en Múnich.

Recuerdo el “churro-gol” de Xabi Alonso y el penalti más tonto de la carrera de Giménez. Pero también recuerdo como en ese momento Oblak emergió para dar vida al Atleti. Y el gol de Griezmann, ese que silenció el Allianz Arena. En ese momento, los corazones no imaginaban que eso era solo el preludio. 

 

Lucha de gigantes

Y no hablo del tema de Antonio Vega. Hablo del Bayern en modo apisonadora y del Atleti más férreo que recuerdo. Ese final de partido fue una auténtica locura. El penalti errado por Griezmann, las interminables acometidas de los bávaros… Pero al final, el éxtasis. La justicia poética. La machada en casa de Rummenigge.

Dicen que se todo se disfruta más cuando se gana con esfuerzo. Como colchonero doy fe de ello. Llegar a una final de Champions derribando gigantes sabe mucho mejor. Y ese partido en Múnich fue una explosión de sabor.

https://www.youtube.com/watch?v=tweWhJhS5qk

4 Comentarios

  1. Las vueltas, una en cuartos contra el barsa en el calderon y la otra en semis contra el bayern en el allianz, ver como mi atleti demostrava k era igual de grande que los dos mejores equipos de aquel momento…luego lleguaron unos y nos robaron a mano armada lo que nos habiamos ganado

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -
- Advertisement -

LO MÁS LEIDO

ÚLTIMAS NOTICIAS