Inicio En portada El gesto de Griezmannque Bein Sports no valoró

El gesto de Griezmannque Bein Sports no valoró

Griezmann dio toda una lección de Fair Play con su gesto en el Estadio Gran Canaria. Resulta inconcebible que no fuese resaltado ni repetido en la retransmisión de Bein Sports. Una acción de esa naturaleza lo merecía. Que un futbolista tire el balón fuera cuando tiene vía libre para encarar al portero contrario no está a la orden del día. Antoine Griezmann prefirió no aprovecharse de la situación. Rompió moldes con su acción el pasado sábado ante Las Palmas. Un gesto que pasó inadvertido por la cadena televisiva. ¿Hubieran hecho lo mismo si lo hubiese hecho Messi y Cristiano Ronaldo?

Me temo que no. Les hubieran dorado la píldora con el comentario de turno. Y la imagen habría sido repetida una, dos y quién sabe cuántas veces. ¿Le habrá pasado factura dicha cadena a Griezmann por su espantada una semana tras el Espanyol-Atlético? Sí, cuando el galo se marchó en la segunda pregunta al preguntársele nuevamente por su futuro.
[inread_custom]

El Estadio Gran Canaria sí que aplaude el gesto de Griezmann

Minuto 43.  Griezmann se hace con el balón. Se dispone a irse por velocidad hacia el marco de Javi Varas, pero lanza el balón fuera. ¿El motivo? Ve en el suelo a Michel Macedo, lateral de Las Palmas. El brasileño se retorcía de dolor. Mientras, David García, capitán de la U.D. le da una palmadita al ‘7’ rojiblanco que se lleva una atronadora ovación de la afición grancanaria. Mientras, la realización de Bein Sports no consideró el gesto lo suficientemente importante para repetirlo ni tampoco resaltarlo.

Una imagen que debe servir de ejemplo del Fair Play. Es evidente que todos los niños que imitan a sus ídolos con sus gestos. Técnicos y otros ademanes. Está claro que si la naturaleza de la imagen hubiese sido otra distinta se habría repetido. En este sentido se impone el morbo. Se resalta y se repite hasta la saciedad el escupitajo, el codazo o un gesto obsceno. Imágenes que se repiten hasta la saciedad. Pero el gesto de Griezmann no lo merecía. Un gesto inusual en un fútbol tan competitivo en el que todo vale para ganar. En el que se impone la picaresca. Tratar de engañar en alguna que otra ocasión con cualquier gesto: un piscinazo, una simulación. Para una vez que hay uno tan hermoso como el que hizo Griezmann pasa desapercibido para algunos. Una pena.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -
- Advertisement -

LO MÁS LEIDO

ÚLTIMAS NOTICIAS