Inicio En portada Felicidades Cholo,¡contigo sí empezó todo!

Felicidades Cholo,¡contigo sí empezó todo!

Diego Pablo Simeone cumple 47 años. Casi en la frontera del ‘cincuentón interesante’, el entrenador del Atlético de Madrid suma un año más a su intensa vida. Una vida íntimamente ligada al fútbol y, en gran parte, al Atlético de Madrid. El argentino está unido al cuadro de la ribera de Manzanares. En el pasado, en el presente y en el inmediato futuro. Y su presencia en el cuadro colchonero ha estado ligada al éxito. Felicidades y gracias Cholo. Que cumplas muchos más… a poder ser de rojiblanco.

El Cholo llegó al Atleti a finales del siglo pasado, cuando pisaba el césped dentro del rectángulo de juego. Fue en el verano de 1994 cuando aterrizó en Madrid procedente del Sevilla. Su primera temporada fue de transición y hasta luchó por que su equipo no descendiera. Pero se estaba gestando el germen de un equipo que en la 1995-96 pasó a la historia del Atleti. El cuadro dirigido por Radomir Antic consiguió el inolvidable Doblete. Los rojiblancos recuerdan el gol de cabeza que anotó el Cholo en el último partido de Liga contra el Albacete. Abrió la victoria -rubricada por Kiko- que daba el título de Liga. Felicidades y gracias por aquel año inolvidable.

 

Felicidades y gracias número 14

Se marchó a Italia, al Inter, dos años después. Su segunda casa en Europa… y recalco lo de segunda. Ganó títulos prestigio -en el Inter y en la Lazio- y regresó al cuadro del Manzanares, allá por el verano de 2003. No hubo títulos pero sí un máster acelerado de su inmediata carrera como entrenador. Con Gregorio Manzano jugaba menos minutos y muchos de ellos como líbero, más atrás de su natural y habitual posición de centrocampista. Y cuando no jugaba, cuando estaba en el banquillo, comenzó a dejar muestras de lo que iba a llegar. Gregorio Manzano daba instrucciones y por detrás de veía al Cholo increpar y animar a la tropa. Un anticipo de lo que ahora se puede ver en cualquier partido del Atleti.

Regresó a su hogar de cuna, Argentina, para finalizar su carrera como jugador e iniciar la de técnico. Y lo hizo -no podía ser de otra manera- con su gen ganador. Los astros, los deseos propios, y el destino hicieron que Simeone llegará el banquillo al Atlético de Madrid en diciembre de 2011. El Cholo sustituyó a Gregorio Manzano y en pocos meses se subió a la ola ganadora que había recuperado Quique Sánchez Flores. El técnico del Espanyol ganó la Europa League y la posterior Supercopa de Europa. El Cholo igualó ambos registros en sus inicios como entrenador del Atleti, tras coger un equipo que deambulaba por las aguas de la mediocridad.

 

Liga, Copa, Supercopa y lo que queda por llegar

Después fue responsable de una Liga (tras 18 años de desesperante espera colchonera), una Copa, una Supercopa de España y llegó a dos finales de la Champions League. Casi nada al aparato. Un gen competitivo, en muchas ocasiones ganador, que ha devuelto al Atleti al primer plano del futbol europeo, por ende mundial. Ahora su equipo, nuestro Aleti, está luchando por alcanzar la tercera plaza en la competitiva Liga española. Y por meterse en un nueva final de la Liga de Campeones. Felicidades y gracias, Cholo. Por tu partido a partido. Por tu dedicación y gestión de la plantilla. Tus aciertos y tus errores. Por todo, gracias.

- Advertisment -
- Advertisement -

LO MÁS LEIDO

ÚLTIMAS NOTICIAS