Inicio Equipo Diego Costa No creo que Diego Costa sea nuestra mejor opción

No creo que Diego Costa sea
nuestra mejor opción

Han pasado ya unos cuantos días desde que se hiciera oficial el fichaje de Diego Costa. También lleva unos cuantos días entrenándose e integrándose en el grupo. Después de las primeras valoraciones sobre su llegada, y de que la mayoría de los aficionados mostraran su alegría por el retorno, es momento de hacer una reflexión sobre si el de ‘Lagarto’ es realmente necesario para que el Atlético logre los objetivos que deseamos todos los aficionados Atléticos.

Lo primero que quiero resaltar es cómo fueron los últimos partidos que Diego Costa ‘jugó’ antes de abandonar el club en junio de 2014. Esos últimos partidos fueron, en concreto, los dos más partidos más importantes esa temporada 2013-14: el último partido de Liga contra el Barcelona y la final de la Champions. No negaré que Costa se ha dejado el alma por el Atlético y por volver a vestir la rojiblanca. Pero en esos dos partidos perjudicó más al equipo que otra cosa.

Aunque él no tuviera esa intención, porque quería jugar pese a estar lesionado y podía caer en una lesión más grave que le impidiera jugar el Mundial de Brasil, su empecinamiento no favoreció los intereses del Atlético. Así, en el partido contra el Barcelona, por recaer en la lesión que arrastraba, tuvo que ser sustituido cuando apenas se llevaba jugado un cuarto de hora. Después de ese partido contra el Barça, vino el ‘numerito’ de la placenta de yegua para intentar recuperarse. No sirvió para nada. Pero pese a todo, se empeñó en jugar la final de la Champions, teniendo que ser sustituido nada más empezar el partido.

Costa perjudicó al equipo

Esos cambios en los dos partidos perjudicaron notablemente al equipo por varias razones. La primera, que en partidos tan importantes jugara un jugador que apenas había entrenado. Por otro lado, el jugar sin estar en plenitud de facultades. ‘Superado’ lo anterior, la situación se agrava al tener que ‘perder’ un cambio nada más empezar el partido cuando la sustitución, en condiciones normales, podía ser más necesario en otro momento del partido. Y, por último, el tener que cambiar el planteamiento como consecuencia del cambio.

También valoro el modo y manera en que Costa dejó el equipo. Su salida, en términos deportivos, la considero una ‘traición’ hacia el Atlético. Mucho decir que se quería quedar en el club, pero los hechos son los hechos. Si uno quiere quedarse, no va por ahí firmando contratos teniendo contrato en vigor. Es verdad que desde que se marchó, al final de cada temporada ha manifestado su interés por volver, nadie se lo puede negar.

Entrando en valoración más deportiva, hay que tener en cuenta que la vuelta de Costa es con 29 años. Los cumplió el pasado 7 de octubre de 2017, precisamente. Los mejores años de los futbolistas son los que van de los 24 a los 30 años, salvo excepciones. Es decir, la mayoría de esos años se los ha pasado Diego en el Chelsea. Siendo eso así, en sus tres temporadas en Londres, en ningún momento ha logrado igualar los números de su última temporada en el Atleti. En esa última temporada tuvo un promedio de 0,69 goles por partido.

Su promedio goleador con el Chelsea

Sus promedios en el Chelsea han sido de 0,60, de 0,38 y de 0,52, con una media en las tres temporadas de 0,49. Cuando vuelva a jugar en enero de 2018, con la temporada empezada y el equipo ya armado (o eso debería ser porque si no, mal vamos), ¿qué me hace pesar que sus números van a ser de, al menos, la media de los tres años en Inglaterra? Con eso me conformaría. Pero, por edad y por dinámica, lo dudo.

Hay quien está encantado con el fichaje de Costa por las ansias y ganas que va a poner para poder ir con la Selección al Mundial de Rusia. Esto lo veo más como un peligro que como una virtud. Esas ansias lo que pueden motivar son más lesiones musculares. No olvidemos que Diego es un jugador propenso a ese tipo de lesiones. Ahí lo dejo.

También hay atléticos encantados con la vuelta de Costa porque le consideran mejor que alguno de los delanteros que tenemos a día de hoy (no hace falta dar nombres). Pero la cuestión no es esa. Es verdad que desde que se marchó el de ‘Lagarto’, el Atleti lleva dando tumbos en busca de la piedra filosofal, ese delantero que garantice entre 25 y 30 goles entre todas las competiciones. Esto es lo que debe buscar el Club, y no un jugador que se limite a ser algo mejor que el que ya está.

Por todo lo anterior, no creo que Diego Costa sea la mejor opción para el Atlético de Madrid. Quizás pudiera ser la opción menos mala. Pero el club rojiblanco se ha ganado un prestigio y una categoría que le deben llevar a fichar con miras muchos más alta y no buscando la mejor de las peores opciones. Ojalá me equivoque, pero no creo que Diego Costa vaya a ser el delantero titular indiscutible y figura del equipo ni esta ni las próximas temporadas.

Charleeeeeti

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -
- Advertisement -

LO MÁS LEIDO

ÚLTIMAS NOTICIAS