Inicio En portada El Cholo vivió un maldito 300con 'Deja vu' ante el Barcelona

El Cholo vivió un maldito 300con 'Deja vu' ante el Barcelona

‘Deja vu’. Expresión francesa. Y, en castellano, la historia que ya hemos vivido se repite. Una vez más. El Atleti hizo más que el Barcelona, fue mejor que el Barcelona… pero perdió ante el Barcelona. La falta de acierto de los rojiblancos en algunas jugadas, la ‘chorra’ del equipo de Luis Enrique en las decisivas, con la colaboración de una defensa algo blanda y la diferente vara de medir del ínclito Matéu Lahoz, inclinaron la balanza hacia el bando blaugrana. Una derrota dolorosa para la familia colchonera. Complica las plazas de Champions y casi nos borra de la lucha por la Liga. Y dolorosa para el Cholo. Partido 300 del argentino y otro resultado adverso ante el Barça. El Cholo vivió un maldito 300 ante su asignatura pendiente.

Ni a la decimoprimera fue la vencida. El de ayer era el partido número 11 entre Atlético y Barcelona en Liga con el Cholo en el banquillo colchonero. Sexto a orillas del Manzanares. El último a orillas del Manzanares. Fue en la despedida liguera de este clásico liguero en el Calderón cuando Simeone tenía la oportunidad de ver por fin ganar a su equipo al Barça. Y para más inri, en el partido número 300 del argentino en el banquillo, Pero no. Otra vez no. Un maldito 300 con sabor muy, muy agrio.

Oblak volvió a la portería tras el buen periplo de Moyá.
Godín regresó también al equipo y Gameiro siguió como compañero de Griezmann arriba. Las novedades del equipo rojiblanco para recibir a un Barça que podría haberse colocado líder provisional de la Liga. El cuadro blaugrana, por su lado, presentó un once habitual pero con un dibujo inesperado. Una defensa de tres con bandas muy largas. Una valiente proposición del entrenador asturiano y que al final le salió bien.

 

Cholo vivió un ‘Deja vu’ ante su espina clavada

La recurrente frase de ‘el que perdona lo paga ante los grandes’ fue desgraciadamente veraz. El Atleti, tanto en la primera como en la segunda mitad, tuvo opciones de batir a Ter Stegen. Para adelantarse en el primer acto, para adelantarse en el segundo, para empatar cuando ya había marcado el Barcelona en el segundo, para ganar cuando ya se había empatado y para empatar cuando el cuadro blaugrana había firmado el 1-3 definitivo. Un galimatías. Pero resumiendo, el cuadro de Simeone tuvo opciones, menos que el Barça. Los del técnico asturiano claro que llegaron a la meta de Oblak. Pero en menos ocasiones. Y las que materializaron fueron de traca. Rebote tras rebote hasta batir a Oblak. Indolencia en la zaga colchonera. Un puntito quizá, pero pura ‘chorra’ para los blaugranas.

Diego Godín, que volvía al once, anotó el tanto del empate en la segunda mitad que abría el camino de la esperanza. Pero otra jugada de carambola favoreció al equipo barcelonista. Eso, y la diferente vara de medir de un clásico de las polémicas arbitrales, Matéu Lahoz. Sólo pido -que ya es mucho- aplique el mismo criterio en las mismas jugadas en uno y otro equipo. Que cuando hable con los jugadores -hay que ver cuánto le gusta- lo haga igual con los de los dos equipos. Que los codazos sean sancionados sea quién los propine. Y, en definitiva, que sea ecuánime… pero no sé si entiende el significado de la palabra. En fin, el Cholo vivió su partido 300 con un nuevo ‘Deja vu’. Fue mejor que el Barça, pero volvió a perder. Toca mirar arriba y confiar.

23 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -
- Advertisement -

LO MÁS LEIDO

ÚLTIMAS NOTICIAS