Inicio Gradafan Opinion El Cholo debió jugar con el cansancio azulgrana

El Cholo debió jugar con el cansancio azulgrana

Críticas al juego del Atlético en el Camp Nou. Modestamente a mi entender, El Cholo debió jugar con el cansancio azulgrana. Tras su partido del jueves ante Las Palmas y el posterior tute del viaje de vuelta. Se vio a un Barça exprimido y justito físicamente en la segunda parte. Por ello, el Atlético debió imprimir un ritmo alto desde el pitido inicial con la finalidad de desgastar a un equipo que anda con lo puesto y que depende exclusivamente del acierto de Messi y la regularidad de Ter Stegen.

El Atlético no llegó la cita tan agobiado como un Barça al que le ha sonado la alarma en lo referente al cansancio de sus jugadores. El Cholo tenía recursos suficientes en el banquillo para jugar con el espacio, tiempo y esfuerzos. Su banquillo lo tenía más fresco. Tanto de piernas como de cabeza. Algo que no podía hacer su colega. El fondo de armario azulgrana no es para fardar y alardear. Tiene taras. André Gomes fue la elección de Valverde para sustituir al lesionado Iniesta y miren cómo anda el luso. Mientras, Dembelé se quedó comiendo pipas en el banquillo. Fíjense en la confianza que tiene ‘El Txingurri’ en el francés.

El cansancio culé, evidente en la segunda parte

Simeone puso en práctica su receta. Cocinar a fuego lento un triunfo. Primero, agazapado. Dejando la iniciativa al rival, que pasaran los minutos, que el cansancio fuese haciendo mella en el contrario. Esperando su ocasión para asestar el golpe. Pero fue el Barça el que lo dio. A balón parado, pues apenas inquietó el marco de Oblak. Mientras, en ataque, un remate flojo de Saúl a las manos de Ter Stegen, un tiro desviado de Griezmann y el gol anulado a Gameiro. Poco bagaje ofensivo. Una tara que no lo es por estos lares. El Atlético nos tiene acostumbrados a meter goles con escasos disparos. Ahí están sus triunfos ante el Betis, Éibar o Málaga. Lo de Sevilla y Leganés fue una excepción.

De entrada, El Cholo apostó por apuntalar el centro del campo con Gabi y Thomas en el centro, mientras Saúl y Koke fueron las apuestas por las bandas. De los cuatro, el ghanés solo dio el tipo. Gabi estuvo en su papel, pero los otros dos, muy bajos en su nivel y sin apenas participación. ¿Se imaginan a Correa y Vitolo por las alas? Creo que sin equivocarme que le habrían dado más intensidad y ritmo. Algo que debió hacer el Atlético desde el pitido inicial. Para desgastar al Barça. Algo que no hizo. A lo que se unió la falta de inspiración y una tarde para olvidar de los Koke, Saúl, Griezmann y Diego Costa. Sí, pese a acabar jugando con cuatro delanteros. Solo Giménez, Godín, Filipe Luis, Thomas y el ratito de Correa se salvaron de la quema.

Se ha hablado hasta la saciedad de la genialidad del gol de Messi, pero pregunto a los puristas. A esos que critican tanto el juego del Atlético. ¿No ganó el Barça al más puro estilo del Cholo? Administraron a la perfección un gol en una contada ocasión y se defendieron con orden y acierto.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -
- Advertisement -

LO MÁS LEIDO

ÚLTIMAS NOTICIAS