Inicio En portada El Calderón vuelve a vibrar con Fernando Torres

El Calderón vuelve a vibrar con Fernando Torres

Volvió a vibrar el Vicente Calderón con ‘El Niño’. Más de un ‘Torrista’ se quedó con mal sabor de boca después de no ver el retorno de su ídolo ante el Bayer Leverkusen. Mereció la pena la espera de cuatro días. Minuto 62. Fernando Torres ingresa en el césped sustituyendo a Kevin Gameiro. El Vicente Calderón se puso en pie. Ovación cerrada y gritos de ánimo para ‘El Niño’. Luego, durante un minuto, en el coliseo rojiblanco se entonó el cántico personalizado que le dedica en cada partido a Torres. El Calderón volvió a vibrar con su ídolo.

17 días después, Fernando Torres regresó vestido de rojiblanco. Olvidado el traumatismo cranoencefálico que sufrió en Riazor. El destino quiso que su salida al rectángulo de juego coincidiese con algo similar acontecido hace dos semanas ante el Valencia. En apenas 60 segundos, Griezmann y Fernando Torres fueron aclamados. Hicieron vibrar al Calderón.  Ante el cuadro che, el galo por su gol, y el de Fuenlabrada, por su posición en el palco. Ante el Sevilla, el francés nuevamente por un gol. Bueno, por su golazo. De falta directa. Zurdazo golpeado con potencia y colocación.  A continuación, Torres concentró las miradas, aplausos y gritos de aliento con su entrada al campo.

 

A Torres le faltó el gol para hacer vibrar más a la afición

El Calderón se vino abajo. Volvió a vibrar viendo a Fernando Torres con la rojiblanca. Ya se vino abajo cuando salió a calentar en el minuto 46. A punto estuvo de hacerlo aún más cuando ‘El Niño’ estuvo muy cerca de marcar. Tuvo dos intentonas, pero Sergio Rico se interpuso en su camino. El meta del Sevilla conjuró con acierto sendos remates del fuenlabreño. El segundo, en un mano a mano.

A Torres se le vio enchufado. Y también sensibilizado. En el minuto 81 vio la tarjeta amarilla por protestar de manera airada a Gil Manzano. Unos segundos antes, el delantero se dio un costalazo contra el césped tras un salto con Iborra en el centro del campo. ‘El Niño’ debía tener aún fresca en la memoria su episodio de Riazor. Se quejó de manera ostensible al colegiado por la cama que le hizo el futbolista del Sevilla. Fue rarísima ver la reacción del rojiblanco. Todo un ejemplo de deportividad, pero entendible. Mientras, Iborra le tocó calmar al enfadado Torres.

Todo quedó en una anécdota. El retorno de Fernando Torres fue la guinda a un partidazo del Atlético. 3-1 al Sevilla. El tercer puesto se pone a dos puntos de los rojiblancos. Suficientes motivos para que el Calderón volviese a vibrar.

5 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -
- Advertisement -

LO MÁS LEIDO

ÚLTIMAS NOTICIAS