Inicio En portada Una bomba de la Guerra Civil, en el Wanda

Una bomba de la Guerra Civil, en el Wanda

Las obras en el Wanda Metropolitano se paralizaron unas horas ante un contratiempo inesperado. Una bomba de la Guerra Civil fue encontrada en la zona norte fuera del estadio. Un operario dio con ella mientras realizaba su trabajo dirigiendo su grúa. Rápidamente se avisó a la policía. Los Tedax se personaron en el Wanda Metropolitano para llevar a cabo unas horas después la detonación de la bomba.

El obús, según ha desvelado el Programa Jugones de la Sexta, tenía unas dimensiones de 50 centímetros y estaba enterrada a cuatro metros de profundidad. La ubicación de la bomba estaba en la zona norte fuera del estadio donde se tiene previsto la construcción de un parque.

Una vez explotada la bomba continuaron los trabajos en el Wanda Metropolitano. En concreto, el asfaltado del aparcamiento sur y la colocación de malla perforada PTFE en el voladizo. Por otro lado, comenzaron a instalarse butacas en la grada oeste.

A pesar de que la Guerra Civil acabó hace 78 años, se sigue encontrando alguna que otra bomba. En 2016, la policía nacional desactivó 283 bombas de dicha contienda en la Comunidad de Madrid.

El Wanda Metropolitano ha sido esta semana foco de muchas noticias. Su candidatura albergar la final de la Champions 2019. Además de saberse que su estreno será el 9 o 10 de septiembre, y como desvelamos ayer, la intención del club de colocar una bandera rojiblanca gigantesca en sus inmediaciones.

Una bomba acaba con Arocha en 1938

La Guerra Civil se cobró la vida de varios futbolistas del Atlético. Uno de ellos fue Arocha. Rojiblanco de 1933 a 1936. Anteriormente, jugó en siete años en el Barcelona. El mítico delantero canario falleció el 2 de septiembre en Balaguer (Lleida) durante un bombardeo. Arocha tenía 31 años. Una bomba acabó con su vida  cuando se disponía a dormir después de haber abastecido a todos compañeros en las trincheras del frente.

Arocha tenía previsto anunciar su retirada y casarse en el verano de 1936 e irse a vivir a Buenos Aires. Cuando estaba preparando el viaje fue llamado a filas al triunfar el alzamiento franquista en la isla de Tenerife. Arocha renunció a sus privilegios como futbolista profesional y pidió a los oficiales que le tratasen como un soldado más. No quiso participar en partidos de exhibición.

Tras tomar parte en algunos combates en Sevilla., Extremadura y en Madrid su rol cambió en la Batalla del Ebro. Dejó la primera línea de combate por la intendencia. Arocha se encargó de atravesar todas las líneas de combate para llevar víveres y municiones a sus compañeros.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -
- Advertisement -

LO MÁS LEIDO

ÚLTIMAS NOTICIAS