Inicio En portada Blanditos atrás;este Atlético pierde identidad

Blanditos atrás;este Atlético pierde identidad

Blanditos. Así se mostraron los rojiblancos frente al Barcelona. Hubo falta de contundencia de sus zagueros en los dos goles del Barça. Ambas dianas se gestaron en sendos rebotes que favorecieron a los azulgranas. Mientras que los rojiblancos se durmieron en los laureles los blaugranas estuvieron más vivos dentro del área.

Primero, Rafinha. Luego, Messi. Los dos resolvieron de cerca ante Oblak con la permisividad de unos zagueros que no supieron marcar la ley en su territorio. Adiós a la posibilidad de subirse al tren por el título. Aparte por no aprovechar alguna de las ocasiones creadas por no estar intensos atrás. Por ser blanditos.

De un tiempo para acá, el Atlético ha dejado de ser ese equipo incómodo que repelía a todos sus rivales. Un conjunto al que era casi una misión imposible encontrarle las cosquillas o un signo de debilidad en su retaguardia. Ahora, le llegan más su área. Le crean más ocasiones. Recibe más goles. Una señal de que este Atlético ha perdido algo de su identidad. Simeone debe poner remedio.

 

Castigados a la cuarta posición por ser blanditos

Aparte de sacar el pañuelo al tren por el título de la Liga al Atlético se le escapa el Sevilla otros tres puntos más. La tercera posición se complica. La tropa de Simeone debe fiarlo todo al enfrentamiento directo con los de Sampaoli y que de rebote les puede beneficiar los duelos de los hispalenses frente a azulgranas y madridistas.

El Barça no fue tan fiero como otras veces. Quizás haya sido el más ramplón y gris con el que se ha enfrentado. Tardó en dar dos pases seguidos y en generar una circulación con sentido del balón y en generar ocasiones. Como sucediera en Copa nuevamente Ter Stegen resultó ser su seguro de vida. Luego tuvo el jardín de que el Atlético se le fundieran los plomos en su área. Ver a Godín y Savic tan blanditos rechina, patina. No se explica.

El Atlético es cuarto por merecimientos. Por ser blanditos arriba. Por ser blanditos atrás. Una pena. En lo primero se había generado una recuperación en las últimas jornadas con el mano a mano entre Fernando Torres y Gameiro complementando el registro goleador de Griezmann. Ahora, los males se localizan en la retaguardia. Ya en Leverkusen se vieron síntomas de debilidad como en momentos esporádicos durante el curso. Recientemente, ante el Celta. El problema se ha agudizado ante el Barça. Un asunto que debe cortar de raíz. Que no debe permitirse en su lucha por el tercer puesto. y sobre todo, en Champions. Si desea llegar lejos es imprescindible sellar su marco. Condición indispensable: ser férreos e intensos atrás. Primordial quitarse la etiqueta de blanditos.

13 Comentarios

  1. Godín-Giménez era la pareja perfecta. Puede que el segundo cometa algunos fallos pero es muy bueno y tiene juventud para crecer, está llamado a ser uno de los mejores centrales del mundo. Solo espero que después de este aňo en el banquillo no decida marcharse en verano

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -
- Advertisement -

LO MÁS LEIDO

ÚLTIMAS NOTICIAS