Inicio En portada Atlético-Bayern, una alegría enorme al corazón

Atlético-Bayern, una alegría enorme al corazón

El tifo que presidió el choque entre el Atlético y el Bayer de Múnich fue más que premonitorio. “Dale alegría a mi corazón”. Y visto lo visto, y sentido lo sentido, el Atleti me dio una alegría, y tremenda, a mi corazón. Un partidazo con mayúsculas, un triunfo con mayúsculas que coloca al cuadro de Diego Pablo Simeone en la primera posición del grupo. Tres puntos que encarrilan la clasificación a la siguiente fase y que se traducen en un puñetazo del Atleti sobre la mesa Champions.

Me dio una alegría porque por fin vi a Diego Pablo Simeone derrotar a Carlo Ancelotti en la Liga de Campeones. Empezó a sacarse la espina de la afrenta de la final de Lisboa y la eliminación de la misma competición en la siguiente campaña. Ambos entrenadores se echaron flores en la previa del choque, pero la primera batalla la ganó el míster argentino. Y lo hizo como en él es habitual, con un batallón de guerreros que se dejaron la piel sobre el campo y alentando a la fiel hinchada cuando el momento lo requería.

 

Me dio una alegría a mí y a todos los colchoneros

Me dio una alegría porque vi al Calderón ovacionando la salida de Fernando Torres del terreno de juego, premiando en enorme trabajo del delantero de Fuenlabrada a pasar de errar una clarísima ocasión de gol, remate de cabeza que se fue a la madera. El Cholo le alineó para generar y explotar espacios, y el Niño así lo hizo.

Me dio una alegría porque vi al Calderón ovacionando la salida de Antoine Griezmann, sólo unos minutos después de haber fallado un penalti -otra vez el maldito larguero- que hubiera sentenciado el encuentro pero que lo dejó muy abierto. El francés no tuvo su noche más afortunada, pero su trabajo y currículo no dejan ningún lugar a la duda al seguidor rojiblanco. Antoine es el abanderado del Atleti, punto y final.

Me dio una alegría porque vi a un Oblak inmenso en las pocas, pero claras, ocasiones de las que dispuso el conjunto germano. Porque vi a un Savic crecido, completando la habitual y siempre positiva actuación de Diego Godín. Ambos perfectamente flanqueados por un insistente Filipe Luis y un consistente Juanfran. Un muro infranqueable que ha conseguido mantener la portería impoluta en las dos jornadas disputadas en la Liga de Campeones.

Y me dio una alegría porque el centro del campo mostró todas sus cualidades, un homenaje para el lesionado Augusto Fernández. Gabi justificó los galones con su habitual trabajo a destajo, Koke nos ofreció el equilibrio y la precisión que siempre exhibe, Saúl se vació y condujo balones con experiencia y Carrasco tiró de juego y verticalidad para marcar el único tanto del partido. Las palabras de Simeone tras el encuentro fueron meridianas: “Me siento un privilegiado por entrenar este grupo… Es el mejor Atleti de la temporada”. ¡Qué alegría, Atleti!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -
- Advertisement -

LO MÁS LEIDO

ÚLTIMAS NOTICIAS