Inicio En portada 17 de mayo: día de títulos con color rojiblanco

17 de mayo: día de títulos con color rojiblanco

17 de mayo, de 2013, de 2014. Da igual qué fecha estemos rememorando, para todos los colchoneros siempre será un día marcado en la memoria colectiva rojiblanca. Un día de títulos para el Club Atlético de Madrid. Un día de títulos para el Cholismo. Y es que los dos trofeos más representativos de la era Simeone se consiguieron en 17 de mayo. La Copa del Rey del Bernabéu (sí, la del ‘Mirandazo’) y La Liga del Camp Nou.

La noche del 17 de mayo de 2013 fue una noche para la historia del Atleti y de los derbis madrileños. El equipo del Cholo Simeone (en su primera temporada completa con el Club) llegaba a la final de la Copa del Rey tras haber apeado al Sevilla en semifinales (2-1 en el Calderón y 2-2 en el Pizjuán). Por su parte, el Real Madrid de José Mourinho (en su último año como entrenador blanco) hizo lo propio con el Barcelona en semis.

El destino quiso que la final de la Copa se jugara en el Santiago Bernabéu. Encima contra el Real Madrid. Y es que todavía arrastrábamos la maldición de los derbis. 14 años sin ganar contra el Madrid (desde ese hat-trick de Hasselbaink en el Bernabéu en el 99). Pero el Cholo y su tropa espantaron los fantasmas y se hicieron con la décima Copa para el Atleti, en el Santiago Bernabéu.

 

17 de mayo de 2013: La Copa de Miranda y el Bernabéu

Apelando al espíritu del 92 (esa Copa ganada en Chamartín con goles de Schuster y Futre) el Atlético se plantó en el Santiago Bernabéu con su once de gala. Courtois, Juanfran, Miranda, Godín, Filipe, Mario, Gabi, Koke, Arda, Diego Costa y Falcao. Simeone planteó un partido duro, largo, de resistencia y contragolpe. Pero empezamos perdiendo. El Madrid se adelantó con un gol de Cristiano Ronaldo.

Pero al final de la primera mitad, Falcao se revolvió en el centro del campo y filtró un pase letal para Diego Costa. El lagarto soltó un latigazo a la cepa del palo que se coló en la meta de Diego López. En la segunda mitad, un ejercicio de resistencia brutal del Atlético llevó el partido a la prórroga. Esta es la nuestra.

Y llegó el tiempo de descuento. Y con él aquel centro de Koke que cabeceó Miranda al fondo de la red. A todos nos vino a la cabeza aquel centro de Geli que Pantic remató en la Romareda en el Doblete. Después, una defensa numantina para defender ese título, que levantamos ante nuestro gran rival, en su estadio, y rompiendo la maldición de los derbis. Para recordar Koke plantando la bandera rojiblanca en el césped del Bernabéu, Gabi levantando la Copa, las lágrimas de Falcao y el desquiciamiento del Madrid (con agresión y expulsión de Ronaldo incluida).

 

17 de mayo de 2014: La décima Liga en el Camp Nou

Justo un año después, el Atlético se presentaba a otra cita con la historia. En esta ocasión, con la historia de La Liga. Tras una temporada mágica, con el que, para el que suscribe, el mejor equipo de la era Simeone, llegábamos a la última jornada del campeonato dependiendo de nosotros mismos para ganar esa Liga. Eso sí, el destino, de nuevo, fue caprichoso. Nos jugábamos esa trascendental contienda contra el otro aspirante al título, el FC Barcelona. Y en el Camp Nou. Una gesta para muchos imposible, no para ese Atlético y para el Cholo.

Nos valía con un empate para conquistar el trofeo. Y así se hizo. No fue fácil. La exigencia de la temporada (jugándonos La Liga hasta la última jornada y habiendo llegado a la final de la Champions) hizo que algunos jugadores estuvieran muy justitos. Diego Costa se rompió a los 10 minutos, y Arda Turan poco después. De golpe y plumazo, nos quedamos sin nuestros dos jugadores más determinantes en ataque. Por si fuera poco, Alexis Sánchez puso el 1-0 con un disparo brutal a la escuadra. No pintaba bien la cosa.

Pero tras el descanso el Atleti se recompuso. Villa asustó al Barça con un disparo al palo y unos minutos después, llegó la jugada que marcó una época. Gabi sacó un córner y Godín remató al fondo de la red. Un cabezazo que valió la décima Liga atlética y un título heróico, contra los dos equipos más poderosos del mundo. Una gesta. Para recordar las lágrimas de Juanfran, Tiago, Gabi… la afición desplazada al Camp Nou, la celebración en Madrid un día después y el reconocimiento de rivales a un equipo que mereció también la Champions ese año.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -
- Advertisement -

LO MÁS LEIDO

ÚLTIMAS NOTICIAS