La escandalosa diferencia salarial entre Michael Jordan y Scottie Pippen

Uno de los motivos que hizo quebrar la convivencia existente en los exitosos Chicago Bulls de la década de los 90’s, fue sin lugar a duda el poderoso Caballero Don Dinero. En aquel equipo había dos bandas salariales, la de Michael Jordan y la del resto del equipo. Esto hizo que en cierta forma se crearan dudas y recelos entre determinados jugadores, bueno mejor dicho, en un determinado jugador, Scottie Pippen.

Pip era conocedor de su importancia en aquel equipo (reconocida por el propio Michael Jordan) y de su valor de mercado, un valor muy inferior a su retribución, ya que el 33 de los Chicago Bulls cometió el error de firmar un contrato a largo plazo con los de Illinois que rápidamente pasó a estar muy desactualizado.

Las incertidumbres y miedos por mantener a una familia grande y con varios miembros con problemas de salud, hicieron que Pippen firmara un contrato de 19.445.000 dólares por siete temporadas, lo cual parecía un gran éxito pero que realmente no llegaba a los 3 millones por temporada.

El contrato se firmó tras ganar los Bulls su primer anillo y evidentemente infravaloró a Pippen, tanto que según iban pasando los años, el alero iba ganando en importancia y relevancia en los de Chicago, pero iba bajando posiciones en el listado de los mejores pagados del equipo.

Los años iban pasando y Pippen ganaba lo mismo, mientras que jugadores como Luc Longley cobraban más que él, o veteranos como Ron Harper prácticamente el doble.

La esperanza de Scottie Pippen fue siempre que los Bulls valoraran su importancia cuando llegara el final de ese largo contrato mediante una gran extensión económica, aunque contara con prácticamente 32 años. En sus propias palabras, esperaba que llegara su momento”. El problema es que ese momento nunca llegaba y Jerry Krause, el controvertido General Manager de la época de los Bulls, le puso el cartel de transferible.

Tras la posible retirada de Michael Jordan, Pippen no tenía asegurado un gran contrato en la Ciudad del Viento, sino que incluso le estaban buscando una salida a otro equipo donde probablemente se depreciara.

Esto hizo que Scottie Pippen se replanteara seriamente su actitud con los Bulls en la que presumiblemente iba a ser su última temporada en Chicago, la 1997-1998, la del famoso The Last Dance de Phil Jackson.

Se operó de un tendón de su tobillo en un momento que le hizo perderse el inicio de temporada regular. Estuvo retrasando al máximo su incorporación al equipo como medida de presión para que se viera cuál era su relevancia en aquel equipo pentacampeón y aquello no gustó a nadie, ni incluso al propio Michael Jordan que siempre dijo que Pippen se había equivocado en como gestionó esa situación.

Se colocó al borde de la rebeldía y de ser sancionado por su equipo, llegando a graves enfrentamientos personales con Krause, pero finalmente volvió a jugar y disputó 44 partidos de temporada regular. Ya en tiempo de Playoffs, de nuevo, fue esencial para el equipo y logró su sexto anillo con el equipo que siempre será recordado por la inmensa mayoría como los Chicago Bulls de Michael Jordan.

Claramente el propietario del equipo de Chicago, Jerry Reinsdorf, pudo acabar con esa situación y con las intenciones de Krause de sacar el máximo partido a un traspaso de Pippen, pero nunca lo hizo. Los Bulls fueron tremendamente injustos con un jugador sin el que no habrían alcanzado el éxito que obtuvieron.

“Show me The money”

Hasta aquí la parte lírica, pero vamos al famoso Show me The money”, hablemos de cifras concretas, y de esta forma, se podrá comprender más fácilmente la frustración de Scottie Pippen. El periodo de referencia que vamos a tomar es, en el caso de Pippen toda su carrera, y en el comparativo, tan solo los años de los anillos. Lo podéis comprobar en la ficha de Pippen en Basketball Reference

Scottie Pippen ganó en su primera etapa (11 años) en los Bulls un total de 22.275.000 dólares. Michael Jordan en su último año en Chicago 33.140.000 dólares. Es cierto que el momento de negociación de los contratos fue distinto, pero la brecha salarial es excesiva en cualquier escenario.

Solamente en los seis años donde ganaron el Campeonato, Scottie Pippen sumó 14.910.000 dólares por los 76.880.000 de dólares de Michael Jordan, es decir, más de cinco veces más Jordan que Pippen.

En los cinco años siguientes de Pippen en la NBA (uno en Houston y cuatro en Portland) el alero se llevó al bolsillo 77.356.730 dólares. Ese debió de ser el momento que tanto esperaba Pip. En aquellos cinco años, en el ocaso de su carrera y sin ganar ni un solo título, se llevó casi cuatro veces más dinero que en los once años en Chicago.

Las dos últimas temporadas (2004 y 2005) de la carrera de Pippen volvió a Chicago y, apenas en dos años, ganó 10.325.700 dólares, por los 22.275.000 dólares que se embolsó en sus once primeras temporadas. Curiosamente Jerry Krause dejó de ser General Manager de los de Chicago la temporada anterior a la vuelta de Pippen, concretamente el 7 de abril de 2003. Quizás el propietario del equipo, Jerry Reinsdorf, finalmente hizo en 2004 algo de justicia económica y poética al fundamental paso de Scottie por los Chicago Bulls de Jordan y Pippen.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acabamos de Publicar

4 consejos para afrontar mejor el calor del verano en el...

0
No es el verano la estación del año más aconsejable para ir al gimnasio, pero con algunas pautas sí que podemos mantener una cierta rutina para seguir fortaleciendo nuestro cuerpo.