La Casa de Papel: Pep Munné, el gobernador del Banco de España que antes fue futbolista

La presentación sobra para millones de personas, pero, por si alguien todavía no lo sabe, vamos a hablar, otra vez, de La Casa de Papel. Sí, sí, la serie española más vista de la historia en todo el mundo. Sí, sí, la misma cuya cuarta temporada se estrenó el pasado viernes en Netflix y que ya ha sido devorada en su integridad por la fidelísima legión de seguidores a la que ha conquistado en todo el planeta.

Este es un portal de deportes y, por ese motivo, no hablaremos aquí ni de El Profesor, ni de Tokio, Denver, Berlín, Nairobi o compañía, cuya relación con la práctica deportiva desconocemos. Tampoco de la estupenda selección musical con la que cuenta la serie. Aquí y ahora nos centraremos en un secundario de lujo, que apareció en el comienzo de la tercera temporada y que continúa con vida a la conclusión de la cuarta. Se trata de Pep Munné, histórico de la escena española, que da vida al gobernador del Banco de España, el lugar elegido por la banda de El Profesor para hacer lo que mejor sabe: robar.

Pero es que Munné fue, en sus años mozos, futbolista. Y no de los malos, precisamente. Hijo del delantero José Munné Sempere, goleador en los cuarenta y los cincuenta en equipos como Español, Valladolid, Mallorca o Tenerife, el ahora actor tuvo un balón entre sus pies desde bien pequeñito.

Nacido el 3 de julio de 1953 en Barcelona, Munné se formó en las categorías inferiores del Barça, donde coincidió con leyendas del club blaugrana como Charly Rexach, Sadurní o Gallego. Con 18 años fue cedido al Mallorca, equipo con el que debutó en Segunda División en la temporada 71-72. Delantero como su padre, no gozó de tantas oportunidades como él, aunque sí que consiguió marcar algún que otro golito en el club balear.

Pero ya en aquella primera juventud, la verdadera vocación de Munné se cruzó en su camino y también en el del fútbol. Y es que aquel delantero dedicaba sus tardes a estudiar Arte Dramático. Su llegada a Madrid para jugar con el Rayo Vallecano le conectó con los círculos teatrales de la capital y aquel gusanillo le picó con tal fuerza que así continúa en la actualidad.

Futbolero, culé y rayista de corazón

En Vallehermoso, donde jugaba sus partidos el Rayo por las obras de Vallecas y donde convivió con leyendas de la franja como Felines, Potele o Anero, continuó soñando con ganarse la vida con un balón en las botas, pero varias lesiones consecutivas en el maleolo acabaron definitivamente con su carrera como futbolista, que tuvo un epílogo testimonial en el San Andrés a finales de los setenta. Pero el Rayito quedó grabado en el fondo de su corazón y aún hoy, futbolero de pro, el gobernador del Banco de España en la ficción, confiesa seguir siendo seguidor tanto del Barça como del popular equipo de Vallecas.

La carrera artística de Pep Munné ha sido muchísimo más fructífera que la futbolística y su rostro se ha convertido en uno de los más habituales del cine, del teatro y de la televisión española. En la gran pantalla debutó, nada más y nada menos, en La Trastienda, la película que Jorge Grau dirigió en 1975 y que pasó a la particular historia del cine español por mostrar el primer, y fugaz, desnudo integral, en aquel caso, a cargo de una jovencísima María José Cantudo.

La muchacha de las grabas de oro, La noche más hermosa, La guerra de los locos o Los amantes del Círculo Polar, también contaron con la participación del exdelantero barcelonés, que cuenta con una dilatadísima carrera sobre los escenarios y una amplia presencia en las mejores series de las últimas décadas en nuestro país, desde la histórica Anillos de Oro en los 80, hasta Periodistas, El internado, Amar en tiempos revueltos o Velvet, ya en el siglo actual.

Y, con semejante trayectoria, muy posiblemente nunca tanta gente en el mundo haya podido ver a Pep Munné, ese veterano de la escena española que tuvo un pasado como prometedor delantero a mediados de los setenta. Y todo gracias al último fenómeno del sector audiovisual en el mundo: la española La Casa de Papel.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acabamos de Publicar

Tal día como hoy, 6 de junio, pero de 2012: Nos...

0
El entrenador cántabro, una de las personas más queridas y admiradas de nuestro fútbol, falleció a causa de un infarto a los 54 años tras una vida marcada por la tragedia.

Privacy Preference Center