Ya sucedió en el Real Madrid. Iker Casillas estaba sentenciado por las manías de Mourinho y el club blanco fichó a Keylor Navas, procedente del Levante, para empezar a enseñarle a Iker la puerta de salida.



Después del infarto que sufrió el portero español el pasado 1 de mayo, su continuidad en el Oporto está prácticamente descartada ya que, además de las secuelas médicas, conviene no olvidar que Iker cuenta ya con 37 años.

Ahora que ya se sabe que ya se sabe que Keylor Navas no seguirá en el Real Madrid la próxima temporada, puede que Oporto sea el destino del portero costarricense.

La mujer de Keylor Navas, Andrea Salas, ha estado de visita en la ciudad portuguesa y parece Oporto le ha gustado, puesto que ha escrito en Instagram “¡Nos quedamos!”, lo que podría ser una buena pista para el próximo destino del portero que ganó con el Real Madrid tres Champions.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here