Fallece Fabrice Philipot: Continúa la maldición de aquel histórico Banesto de Induráin y Perico

0

Echen, si no les importa, un vistazo a la fotografía vintage que acompaña estas líneas. Verán, seguro, algunas caras conocidas. Dos, por lo menos. Los seguidores del ciclismo que comiencen a peinar alguna cana serán capaces, seguro, de recitar de carrerilla los nombres y apellidos de los 21 ciclistas que aquel año 1.993 defendieron los colores del mítico Banesto.

Pues bien, 4 de ellos ya no están entre nosotros. Así, como suena. Si tenemos en cuenta que Perico Delgado, uno de esos dos a los que antes me refería, era de los más veteranos del grupo y que este año ha cumplido los 60 años, algo no cuadra demasiado. Especialmente, teniendo en cuenta que la esperanza de vida en nuestro país está cada vez cerca de los 85 años.

Hasta el pasado miércoles, la nómina de corredores de aquel Banesto del 93 fallecidos antes de tiempo ascendía a 3, pero la muerte del francés Fabrice Philipot, a los 54 años de edad, elevó esa cifra de manera trágica. Philipot, gregario de lujo de Miguel Induráin en las dos temporadas en las que corrió para el equipo navarro, fue el mejor joven del Tour de Francia de 1989.

No han pasado aún dos años desde que otro francés, Armand de las Cuevas, decidiera poner fin a su vida. Ocurrió en la isla de Reunión el 2 de agosto de 2018. De las Cuevas, hijo de inmigrantes españoles, fue uno de los contrarrelojistas más considerados de la época dorada de Banesto corriendo de una manera heterodoxa que aún hoy recuerdan los mejores aficionados. Cuando murió en medio del Pacífico solo contaba con 50 años de edad.

2018 pasará a la historia negra del equipo español. Un mes y medio después del fallecimiento de Armand de las Cuevas, murió Jesús Rodríguez Magro, compañero de quinta y gran amigo de Perico Delgado. El ciclista madrileño, histórico hombre de equipo, seguía ligado al deporte de base y aficionado cuando una súbita indisposición acabó con su vida en la localidad de Alcalá de Henares el 19 de septiembre de 2018. Murió con tan solo 58 años de edad.

No aparece en la fotografía porque abandonó Banesto en 1991, pero Dominique Arnaud fue otro ciclista que está en la memoria de cualquier buen aficionado al deporte de las dos ruedas, los platos y los piñones. El francés, que compartió equipo con todos los ciclistas que aparecen en este texto, falleció en la localidad gala de Dax el 20 de julio de 2016 a causa de un cáncer. Contaba con 60 años. En su palmarés, haber ganado el Tour a las órdenes de tres de los mejores ciclistas de la historia: Hinault, Induráin y el propio Perico.

Y, claro, qué decir del quinto integrante de aquel Banesto que falleció mucho antes de tiempo. José María Jiménez, uno de los más destacados escaladores que dio nunca el pelotón español y, sin duda, el más polémico y alocado. A nadie dejaba indiferente el popular Chava que, directamente, no habría podido correr en la calculada época actual de pinganillos y medidores de vatios.

Ganador en tres ocasiones del premio de la montaña en la Vuelta a España y poseedor de un carisma inmenso, su muerte, con tan solo 32 años, era “inevitable“, según definió, desconsolado, su director, Eusebio Unzué. El ciclista abulense falleció a causa de un infarto agudo de miocardio cuando había decidido, de nuevo, ingresar en una clínica de desintoxicación de aquellas drogas que nunca le dejaron crecer.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here