Esperpéntico Valencia: César, humillado, dimite como director deportivo

0
César Sánchez

Desde que Peter Lim se erigiese como dueño del Valencia no han parado de sucederse las crisis en el equipo. En seis años ha tenido ocho entrenadores: Nuno, Prandelli, Neville, Paco Ayestarán, Voro, Marcelino, Celades y ahora, tras la destitución de este, de nuevo Voro.

Una situación esperpéntica, digna de una de las grandes obras de Valle-Inclán, en la que el magnate singapurense no permite que nadie le tosa. Marcelino devolvió al Valencia a lo más alto del fútbol español, llegando a ganarle al mismísimo Barça la final de la Copa del Rey, pero las diferencias con Lim llevaron a su cese. Ayer se escribió un capítulo más en esta triste historia que ningún valencianista merece. Celades, también repudiado por algunos jugadores, fue despedido.

Momentos después de esta noticia, César Sánchez, exportero del Real Madrid y del conjunto ché, dimitía como director deportivo. La razón es simple: se sintió humillado por Lim. En la mañana del lunes, el extremeño se reunió con toda la plantilla para asegurarles que Celades seguiría sentado en el banquillo de Mestalla. Diez horas más tarde, el multimillonario comunicaba su cese como técnico.

Así hace las cosas este Valencia. Probablemente, muchos no supierais que César era el director deportivo del club, ya que ni fue presentado ni hizo ninguna declaración pública. El exarquero ni siquiera sabía en qué estaba trabajando el equipo de cara a la siguiente temporada.

Una pena. Los Cañizares, Ayala, Mendieta, Baraja o Albelda deben estar sufriendo mucho con la imagen que da su Valencia. Aquel equipo al que llevaron al lugar al que se merece: dos finales de Champions consecutivas y la consecución de dos ligas en tres años.

César, un valencianista más

A pesar de su abrupta dimisión, César se ha despedido de la afición y ha dado las gracias al club por la oportunidad brindada, declarándose un valencianista de corazón.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here