Es un no parar: El último exfutbolista acusado de defraudar a Hacienda

0
Ancelotti de jugador

Los deportistas, en especial aquellos relacionados con el mundo del fútbol, deberían tener en la cantera de sus respectivos equipos una asignatura obligatoria que les enseñe desde bien pequeñitos a gestionar sus futuros derechos de imagen. Todos tienen problemas, ninguno -al parecer- sabe nada.

Yo solo sé jugar al fútbol“, decía Cristiano Ronaldo el año pasado en el juicio por el que fue condenado a casi dos años de cárcel y a pagar una multa de 19 millones de euros por defraudar a Hacienda. “Firmaba todo mi papá“, se defendía Messi ante el juez que estudiaba la burla de 4,1 millones de euros del astro argentino. Todo ello con una multitud de aficionados que esperaban a sus “héroes” a las puertas del juzgado para ver si conseguían una foto o un autógrafo. De traca.

James, Xabi Alonso -fue finalmente absuelto-, Diego Costa, Neymar, Falcao, Mascherano, Modric… Todos estos -y más- han tenido problemas con el fisco español. El último en estar bajo el punto de mira es Carlo Ancelotti -hoy en el Everton-, a quien la Fiscalía acusa de defraudar más de un millón de euros durante su etapa como entrenador del Real Madrid. Tanto en su declaración de 2014 como en la de 2015 el Ministerio Público considera que “eludió injustificadamente sus obligaciones con el erario público, excluyendo los rendimientos correspondientes a la explotación de sus derechos de imagen“.

El escrito presentado ante el juez destaca que el italiano se valió de un complejo entramado de sociedades instrumentales para que Hacienda no descubriese que él era el beneficiario de esos derechos. En la denuncia se afirma que el entrenador firmó el 1 de julio de 2013 un contrato privado donde “aparentemente” cedía sus derechos de imagen a la entidad Vapia Limited por un periodo de diez años y por un precio de compra de 25 millones de euros. Un día más tarde dicha entidad nombró apoderado al técnico italiano “otorgándole los máximos poderes de actuación para gestionar los derechos de imagen aparentemente cedidos en virtud del contrato anterior, a cambio del importe de 1 euro”.

Estamos, otra vez, ante un nuevo capítulo en el libro interminable de los futbolistas que “no saben nada”. Solo que cada año entran millones de euros en sus cuentas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here