El otro equipo en el que pudieron llegar a coincidir Messi y Pep Guardiola

En una entrevista ofrecida a MARCA, el presidente del Getafe ha desvelado algo que ha sorprendido a todos: los azulones estuvieron cerca de firmar a Messi y Guardiola como jugador y entrenador, respectivamente, hace ya más de una década. “En el primer o segundo año de Messi -cuando tenía 18 años- lo tuvimos casi hecho para que viniera al Getafe cedido. Al final, Rijkaard no aceptó y nos quedamos con las ganas”, ha contado.

En cuanto al hoy técnico del Manchester City, Torres ha explicado que estuvieron a punto de hacer un trueque con Laudrup, entonces al mando del Getafe, cuando el catalán era todavía entrenador del Barça B y Laporta no veía con muy buenos ojos su ascenso al primer equipo. “Un día estábamos en un sorteo europeo en Suiza, Txiki Begiristain -director deportivo del Barça en ese momento- y yo, y la idea era que Laudrup entrenara al Barcelona y nosotros nos quedáramos como sustituto con Guardiola, porque Laporta al principio no estaba nada convencido de fichar a Pep”, ha explicado.

Recordemos que Guardiola, en su primer año como técnico azulgrana, ganó el triplete -y más tarde el “sextete”- jugando al que está considerado el mejor fútbol del mundo y que aprendió de Cruyff cuando era su entrenador. Por su parte, Messi, con 18-19 años, ya comenzó a convertirse en capital para Rijkaard, que no dudaba en darle la titularidad en el ataque junto a Eto’o y Ronaldinho.

Aunque lo del astro argentino se trataba de una cesión de un año, la historia del Barça sí que habría sido muy diferente si se hubiera completado el trueque Laudrup-Guardiola. La temporada 2008/2009 no habría pasado a la historia por ser la mejor que un equipo haya completado jamás y, quién sabe, quizá el Getafe habría ganado galones ese año gracias a la influencia de Pep.

Un misterio.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acabamos de Publicar

“No me fui al Real Madrid porque no quería aprender español”

0
Un exinternacional holandés rechazó irse al club blanco en 1999 por este increíble motivo y eligió el Glasgow Rangers. Cómo no, ahora se arrepiente.