Inicio Primera división Real Madrid El Madrid mejora en Roma, pero sigue dejando dudas en defensa (2-2)

El Madrid mejora en Roma, pero sigue dejando dudas en defensa (2-2)

-

- Advertisement -

A menos de una semana para que comience la Liga, el Real Madrid continúa dejando dudas. Ha mejorado en Roma respecto a anteriores partidos, pero la sensación que tiene el aficionado madridista no es demasiado buena a seis días para debutar en Vigo.

En el Olímpico lo más preocupante fueron las deficiencias defensivas que presentó el equipo de Zidane. El técnico francés insistió de inicio en los tres centrales (Nacho, Varane y Militao) y el sistema no sirvió para evitar que la Roma llegara comodísimamente a la portería de Courtois.

De hecho, y solo en la primera parte, el meta belga protagonizó hasta seis intervenciones de mérito ante el joven prometedor Zaniolo y, sobre todo, el veterano Dzeko, que dejó muy claras las limitaciones de Militao, aún sin ritmo de juego.

Y eso que el Real Madrid se adelantó en el minuto 15 después de un gran gol de Marcelo, que transformó una maravillosa jugada de Modric. Empató Perotti en el 34 y solo tres minutos después Casemiro volvió a poner por delante al equipo blanco después de rematar una jugada de estrategia en posición algo más que dudosa.

Sin embargo, la alegría no duró nada para el once de Zidane porque a la siguiente jugada, Dzeko, que volvió a superar al brasileño Militao, marcó ante la salida de Courtois.

Tras el descanso, Zidane cambió el dibujo y, al prescindir de Nacho, volvió a la defensa de 4. Además, entraron Jovic y Vinicius, por el propio Nacho y Valverde, con lo que el Real Madrid tenía peligro de partirse en el medio del campo.

Media hora para el sentenciado Bale

Gareth Bale, prácticamente inédito en toda la pretemporada y sentenciado por Zidane, pudo disputar la última media hora del encuentro, en la que por el bando madridista también entraron Toni Kross y Álvaro Odriozola.

Con tantos cambios tanto en el Madrid como en la Roma, el encuentro pasó a ser más correcalles en su último tramo, donde se repartieron las ocasiones de gol y los fallos defensivos a partes iguales.

En esta segunda parte, el Real Madrid mereció llevarse el encuentro porque dispuso de innumerables ocasiones, aunque el portero español de la Roma, Pau López, lo impidió de todas las maneras posibles.

Aunque no deja de ser meramente anecdótico, el equipo romano se hizo con el trofeo ya que se impuso en la tanda de penaltis que se disputó después de que el encuentro acabara con el 2-2 de la primera parte en el marcador. Marcelo falló el último lanzamiento mientras que los italianos transformaron los 5 penaltis.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Más Leido

Once ciudades, doce estadios y 603.002 localidades.

ESTADIOS. Once ciudades, doce estadios, 603.002 localidades. Rusia lo tiene todo preparado para el pitido inicial del próximo 14 de junio de 2018. Será...