El diamante que no pudo pulir Simeone amenaza al Atleti

“No firmo el empate, ni mucho menos. En casa jugamos siempre para ganar y obviamente queremos los tres puntos”. Son palabras de Oliver Torres, jugador del Sevilla que mañana (Sánchez Pizjuán, 18.30) se enfrentará al equipo en el que se formó como futbolista, el Atlético de Madrid.

Oliver protagonizó un caso similar al de Joao Félix en sus inicios. Tiró la puerta y subió del Juvenil B del Atleti al primer equipo tras pasar por el filial. Pero no pudo quedarse. Simeone no pudo pulir este diamante futbolístico a su gusto y comenzaron etapas de cesión al Oporto.

Se instaló en el club portugués hasta que Julen Lopetegui -le conocía bien de las inferiores de La Roja- le ha reclutado para el pujante Sevilla. “El equipo ha cogido las ideas del míster de una manera increíble, identidad de equipo grande y al final estamos trabajando en la misma dirección”, palabras de Torres en Radio Marca.

El Atleti y el debate

No quiso entrar en el debate sobre el juego colchonero. “La verdad es que me coge de lejos. Pero al final todos los debates son resultadistas: si se gana no hay problemas, pero si no se gana aparecen los problemas”.

Primer partido contra sus ex. Motivado no, lo siguiente. “Siempre es especial, pasé mucho tiempo en el Atleti. Tengo grandes amigos y grandes recuerdos allí. Será la primera vez que me enfrente a ellos y tengo muchísimas ganas”. Un partido fundamental para el cuadro madrileño tras el empate in extremis contra el Alavés.

Con sólo 24 años y 48 participaciones con las inferiores de España, se ha fijado como meta debutar con la absoluta de La Roja. “Soy muy joven todavía, me quedan muchas metas por alcanzar, sueños por cumplir y estoy en el sitio idóneo para realizarlo (…) Lo voy a conseguir”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acabamos de Publicar

El Atleti disfruta y Joao Félix se mosquea: ¿habemus problema?

0
El Atleti ganó sin problemas al Mallorca (3-0). Morata (dos) y Koke fimaron el triunfo. Joao Félix, fallón y enfadado cuando le sustituyeron.