Inicio Primera división Barcelona El Barça tira una vez a puerta en Nápoles y empata, pero...

El Barça tira una vez a puerta en Nápoles y empata, pero puede perder a Piqué para el Bernabéu

-

- Advertisement -

Dice Ernesto Valverde que desde que dejó el banquillo del Barcelona apenas ha visto ningún partido de su exequipo. Si hubiera visto el de hoy, al menos, la primera parte, se habría dormido como hicimos todos los que, por obligación, tuvimos que aguantar semejante tostón.

Un equipo que quiere ganar la Champions, o una competición aún más complicada como es la Liga española, no puede ofrecer una imagen tan penosa como la de la primera hora en el mítico San Paolo. Fueron los feligreses de la religión maradoniana a ver si Messi se podría acercar a la altura de su dios, y ni eso pudieron ver.

Gatusso entrena al Nápoles, y como curiosamente sucede con algunos técnicos, dirigen a sus equipos de manera completamente diferente a la manera en la que jugaban. Es el equipo italiano un equipo atrevido, que saca la pelota al toque y ataque siempre que puede. Sin embargo, fue llegar el Barça y, cual calcetín, darle la vuelta al planteamiento.

El Nápoles, en la única ocasión que tuvo, se adelantó en el marcador con un buen disparo del belga Dries Mertens desde fuera del área que sirvió para culminar el desastre de Junior, un jugador completamente irrelevante en la plantilla del Barça cuando no, como en la noche de hoy, totalmente dañino.

Después del descanso nada podía empeorar para el equipo catalán que había disputado 45 de los peores minutos que se le recuerdan en décadas. Todo parecía circular igual, con apatía de Setién desde el banquillo incluida, cuando un excelente pase de Busquets conectó el balón con Semedo, que centró al área pequeña. Griezmann remató a bocajarro y, como había sucedido en el gol del Nápoles, empató con el primer disparo a puerta de su equipo. Era, ojo al dato, el minuto 57 de partido. Casi una hora tirada a la basura.

Con el empate, por fin, el partido se abrió un poco y el Barcelona dominó con cierta profundidad, pero lo cierto fue que Ter Stegen, primero ante Insigne y después ante el andaluz Callejón, salvó al Barcelona de una derrota que hubiera sido sonrojante y ridícula. Salió Arthur por un inoperante Rakitic y le dio un pelín más de energía. Messi lo intentó, pero siempre buscando más el error que el acierto y, quien buscara la comparación con el mito Maradona, no encontraría demasiado consuelo.

Vidal, expulsado y Piqué, lesionado

Con lo corto que está el Barcelona de efectivos, a Arturo Vidal se le fue la cabeza, otra vez, en el minuto 88, y dejó al equipo con uno menos tras ser expulsado de manera justísima. Para colmo, ya en el tiempo de prolongación, Piqué se torció el tobillo izquierdo al caer mal después de un salto. Los culés se echaron a temblar porque el central es el único que salva la maltrecha defensa blaugrana y solo estamos a cinco días del clásico en el Bernabéu.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Más Leido

Once ciudades, doce estadios y 603.002 localidades.

0
ESTADIOS. Once ciudades, doce estadios, 603.002 localidades. Rusia lo tiene todo preparado para el pitido inicial del próximo 14 de junio de 2018. Será...