Duros ajustes salariales en el Barça y en el Atleti, ¿y qué pasa en el Real Madrid?

La pregunta es evidente: Si el Atleti fue de los primeros en apuntarse al ERTE y sus jugadores tendrán que renunciar a un 70% de su sueldo; si en el Barça, después del incendiario comunicado de Messi de ayer, va a suceder exactamente lo mismo: ¿qué va a pasar en el Real Madrid? Pues, en principio, nada.

Eso es, al menos, lo que ha transmitido Florentino Pérez a la plantilla del Real Madrid, preocupada, como no podía ser de otra manera, al ver lo que les va a pasar a los futbolistas con los que, domingo tras domingo, se juegan los títulos. Esa decisión de no tomar medidas económicas especiales por el parón que está sufriendo el mundo del fútbol a causa de la pandemia de coronavirus es firme. Y, en principio, no cambiará a no ser que la suspensión de la temporada sea definitiva. En ese caso, ya habría que hablar de otras cosas porque la situación, para todos, incluido el Real Madrid, sería bastante insostenible. Las pérdidas estarían cercanas a los 800 millones de euros para los equipos de LaLiga.

El motivo de la decisión presidencial del Real Madrid está en el saneamiento de las cuentas blancas, que nada tienen que ver con la volatilidad de las del Atleti, con el entrenador mejor pagado del mundo, un estadio nuevo que pagar y al albur de nuevos inversores internacionales; ni mucho menos con las del Barcelona, envuelto en mil y una polémicas, con la plantilla más cara del planeta y con el multimillonario fichaje de ida y vuelta de Neymar siempre en el alero.

Por contra, la férrea escala salarial que Florentino Pérez mantiene en el Real Madrid le hace, por ahora, impermeable a la vorágine en la que ha metido al mundo del fútbol el maldito virus que provoca que, ahora mismo, nadie sepa si se volverá a jugar en la presente temporada.

Eso sí, la mayoría de los aficionados del Real Madrid están orgullosos de la brillante gestión económica de Florentino Pérez, aunque algunos se quejen de la ausencia de una superestrella goleadora en el equipo desde que se vendió a Cristiano Ronaldo a la Juventus (cuesta olvidar los 60 millones que costó el inédito Jovic). Incluso, a más de uno, le gustaría que los jugadores de su equipo pasaran, a su escala, por las mismas penurias económicas que estamos pasando todos por culpa del coronavirus y que nadie sabe cuándo podremos empezar a superar.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acabamos de Publicar

“No me fui al Real Madrid porque no quería aprender español”

0
Un exinternacional holandés rechazó irse al club blanco en 1999 por este increíble motivo y eligió el Glasgow Rangers. Cómo no, ahora se arrepiente.