Carta abierta de una colchonera de cuna

Estas palabras van dirigidas a toda la Afición Rojiblanca, a sus jugadores y cuerpo técnico, pero muy en especial a ti, Cholo.
El sábado por la noche fue la primera vez que me decepcionaste con esas palabras de “perder dos finales es un fracaso, ahora es un momento de pensar sobre el futuro”. Parece mentira que eso saliera de ti, aquel hombre que nos ha hecho soñar tantas veces, el hombre que jamás se rinde, el hombre que dijo que “si se trabaja y se cree, ¡SE PUEDE!”, el hombre que nos dijo que “nunca dejemos de creer”, el hombre que nunca nos ha quitado las esperanzas y nos ha hecho confiar aún más en nuestros colores. Ese tipo duro, guerrero, invencible, ese espartano para todos los atléticos que nos ha levantado una y otra vez, ¿ahora es él el que se rinde?.
Pero sé que eso no salió del corazón, sino de un momento de frustración, porque siempre has sido tú el que ha animado a la afición desde la cancha, a los jugadores en todo momento, y ahora es nuestro momento, el momento de levantar el ánimo al dios que nos ha hecho llorar de felicidad tantas veces.
El fatídico 28 de mayo no vamos a tomarlo como un fracaso, sino como una lección de vida. No siempre se consigue todo lo que se quiere, la vida en sí es dura, nos pone muchos obstáculos por delante; pero si no los podemos bordear, los saltamos y ¡seguimos!.
Fue una lección muy dura, que todos los atléticos de corazón sufrimos y vimos el dolor en los rostros de nuestros familiares y amigos que teníamos alrededor, pero con una verdadera moraleja: no todo es siempre como uno quiere o desea, pero por eso hay que seguir y con más ganas. Si te caes, te levantas y machacas duro para conseguir tu objetivo. Solamente digo: ¡NO HAY DOS SIN TRES!
Finalmente quiero dar ánimos especialmente también a tres personas que con sus lágrimas me rompieron el corazón: Juanfran, Griezmann y Torres.
A los dos primeros les digo que no se queden solamente con el final del camino, sino con todo el trayecto para llegar a Milán, su trabajo constante, sus partido a partido. Ambos nos hicieron llegar a lo más alto de la competición. El destino estaba escrito y nada se podía hacer.
Y Fernando, que te sigo desde que era una adolescente. Hace 11 años pude cumplir mi sueño de tenerte frente a frente, y el sábado destrozaste el corazón con tus lágrimas a una mujer ya hecha y derecha, pero eran lágrimas de verdadero dolor y sentimiento.
Estaba convencida que ibas a meter el gol de  la victoria,que  ese gol era tuyo, y te ibas a quitar esa espinita que te queda profesionalmente y en tu equipo del alma, pero no te vengas abajo, esto solo fue el principio de una bonita historia que escribir y ningún principio es fácil. Habrá próxima y tú estarás ahí!
ÁNIMO A TODOS, YA SABEMOS QUE LOS ATLÉTICOS SOMOS SUFRIDORES Y LUCHADORES, Y QUE NUNCA NOS REGALAN NADA. TODO NOS LO GANAMOS A PULSO COMO GUERREROS. Y RECORDAD QUE NEPTUNO NOS ESPERA.
Firmado: Colchonera desde la cuna

  1. Juntos lucharemos por ganar algún día la champions yo hoy he ido a mi clase con la camiseta de mi atleti y orgullosa de l esfuerzo que hicieron los jugadores que no se marche el mister por que es mi única esperanza que puede enfrentar a los rivales y llevar al atleti a lo más alto Aúpa atleti

  2. El Atléti es y será grande siempre, más allá de los jugadores y del entrenador… La grandeza del club reside en su afición

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acabamos de Publicar

Tal día como hoy, pero de 1980: La increíble final de...

0
El 4 de junio de 1980, hace hoy 40 años, se disputó uno de los encuentros más insólitos de la historia del fútbol en España: Real Madrid y Castilla jugaron la final de Copa en el Bernabéu.