Camacho dice lo que muchos pensaban de la huida de Florentino de aquel Madrid de 2004

José Antonio Camacho es una de las leyendas del Real Madrid, donde jugó 577 encuentros en 15 años y destacó por su entrega y coraje, esa actitud que tanto gusta en el Santiago Bernabéu. No obstante, su experiencia como entrenador en Chamartín no fue nada buena en ninguna de las dos etapas en las que se hizo cargo del equipo. Esa garra y genio que tenía como jugador, por supuesto, también lo tenía como técnico.

Primero, en el verano de 1998, cuando dimitió antes incluso de que comenzase el campeonato nacional. “Entonces estaba Pirri en la Dirección Deportiva y tenía mucha confianza puesta en mí, como Lorenzo Sanz, creo. Pero también estaba Onieva, que mandaba en lo deportivo y que no debía tener mucha confianza en mí o no debía estar de acuerdo con que me hubiesen fichado sin contar con él”, ha explicado en una entrevista concedida a Velevisa Televisión.

Entonces, Camacho comenzó a darse cuenta de que le apartaban de los debates a la hora de formar el equipo. “Vi que no contaban mucho con el entrenador a la hora de confeccionar la plantilla, a la hora de hablar de los problemas que podía haber en ella. Yo estaba en Ibiza, vine a hablar con ellos y vi que no había entendimiento ninguno y les dije que era mejor romper antes de empezar, que yo así no podía trabajar y que me tenía que marchar”.

En su segunda etapa como entrenador sí llegó a empezar la temporada, pero se marchó tras la tercera jornada de liga. “Cuando volví al Madrid llegué desde el Benfica y Florentino tuvo confianza en mí para una transición de un equipo que lo tenía difícil. Tuve muchas dificultades. Tenía una gran plantilla con muchos nombres importantes, pero llega un momento en que no pueden dar todo lo que se puede, por eso los jugadores se retiran. Había jugadores que eran Balones de Oro, pero los Balones de Oro en el Real Madrid hay que conseguirlos como lo ha hecho Cristiano, siendo jugador del Real Madrid, que es donde se les saca rendimiento”, ha contado.

Camacho habló con Florentino para transmitirle que creía que no podría conseguir nada con ese equipo, ni mucho menos lo que se esperaba de él. “Le dije que creía que a ese equipo no se le podía sacar el rendimiento que ellos pensaban. La desgracia es que yo me marché y poco después lo hizo Florentino porque vio que los jugadores se lo habían comido en ese aspecto. Cuando regresó cambió muchas cosas”, ha concluido.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acabamos de Publicar

“No me fui al Real Madrid porque no quería aprender español”

0
Un exinternacional holandés rechazó irse al club blanco en 1999 por este increíble motivo y eligió el Glasgow Rangers. Cómo no, ahora se arrepiente.