El apellido Weah irrumpe
de nuevo con fuerza

INTERNACIONAL. Una saga futbolera que sigue y que promete que volverá a dar de que hablar. Mientras George preside su país Liberia desde el 22 de enero de este año, Timothy, su segundo hijo, está dispuesto a colocar dos décadas después el apellido Weah en lo más alto del panorama futbolístico. En el PSG donde su progenitor causó sensación entre 1992 y 1995 lo que le situó en la cúspide. El todopoderoso Milan le fichó. Allí jugó desde 1995 a 1999.

Timothy no tiene la envergadura de su padre, pero de él ha heredado no solo el apellido. En el verde muestra la misma velocidad, habilidad, y sobre todo, el gol. A sus 18 años, Timothy logró marcar su primero con el PSG. Fue en el estreno de la Ligue 1 en este curso. Llevaba ocho minutos sobre el césped tras sustituir a Neymar cuando sacó petróleo de su presión sobre Bruce Samba, guardameta del Caen. Deporable el juego con los pies del meta congoleño que ya había regalado el 1-0 de Neymar con un erróneo pase en la salida del balón.

Timothy Weah celebró por todo lo alto su gol. Se quitó la camiseta, golpeó con el pie el banderín del córner y se dirigió al público. No le importó ver la amarilla. Para los más veteranos hinchas del PSG fue un regreso al pasado. De nuevo celebraban un gol con el apellido Weah. Con George lo hicieron en 137 ocasiones en 55 partidos. Con Timothy es el primero oficial en cinco partidos. Llegarán muchos más. Thomas Tuchel cuenta  con él. Será el Cuarto Fantástico de la delantera.

Con Unai Emery jugó tres partidos de la pasada Ligue 1 y otro en Copa. Un Timothy que ya dejó su carta de presentación goleadora ante el Bayern en el duelo de la International Champions Cup del pasado 21 de julio. “Para mí, es un orgullo verle vestir la camiseta del PSG. Timothy tiene grandes cualidades. No lo digo porque sea mi hijo. Es rápido y tiene gol. No creo que le pese el apellido. Siempre le digo que el talento no es suficiente. Hay que trabajar duro para llegar alto y él lo está haciendo”, mantiene George.

El apellido Weah, con EE.UU, Francia o Liberia

Timothy, nacido en EE.UU, recaló en 2016 en las categorías inferiores del PSG procedente del NY Red Bull. Un verano antes no superó una prueba en el Chelsea donde su padre jugó medio temporada (1999-00). Y desde muy pronto mostró su capacidad goleadora. En su debut le hizo un hat trick al Boulogne-sur-Mer en el campeonato liguero sub 15 galo.

Todo un reto que se le presenta al joven delantero. Emular a su progenitor. Balón de Oro y Mejor Jugador de la FIFA en 1995. De momento, se ha marcado un objetivo. “Quiero ser el mejor en la historia del fútbol en Estados Unidos”, aseguró. Una camiseta con su apellido que se lo van a rifar. Todo un filón, ya que además puede ser seleccionable por Francia y Liberia. 

Un Timothy que sigue los pasos de su padre y de Zlatan Ibrahimovic, su ídolo.Ver jugar a Zlatan es maravilloso. En general me gusta cómo juega el PSG. Espero poder jugar algún día yo también en el primer equipo. Sé que el camino aún es muy largo, pero estoy dispuesto a hacer todos los sacrificios necesarios para lograrlo”, manifestó en 2016. Dos años después ya ha visto cumplido su sueño.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acabamos de Publicar

4 consejos para afrontar mejor el calor del verano en el...

0
No es el verano la estación del año más aconsejable para ir al gimnasio, pero con algunas pautas sí que podemos mantener una cierta rutina para seguir fortaleciendo nuestro cuerpo.