3 trucos para mejorar tu velocidad al salir a correr

0

Muchas personas salen a correr cada semana realizando la misma ruta y, sin embargo, pocas consiguen mejorar sus tiempos a medida que van acumulando carreras. Si bien las primeras semanas el cuerpo se adapta a la situación y se mejora a un ritmo muy elevado, pronto nos acomodamos, ponemos el piloto automático y eso termina en un estancamiento de los resultados.

Esto no es algo malo, pero si tu objetivo es ser más rápido/a, ya sea porque es un reto personal o para prepararte para futuras carreras populares, pero no acabas de encontrar el camino para conseguirlo, con estos simples 3 trucos vas a batir tus récords sin ningún tipo de duda.

Antes de hablar de ellos, es importante usar un smartwatch o una app para móviles que te ofrezca datos de tu rendimiento al acabar cada carrera. De esta forma llevarás un control fiable de tus resultados que te permitirá ver claramente si estás progresando o no y a qué truco debes prestar más atención.

Trabaja los tramos difíciles con sprints

En el 99% de las situaciones hay un tramo de tu carrera que es ligeramente o mucho más complicado que los demás y que merma tu velocidad. Normalmente, es una parte con una subida más pronunciada, que requiere más esfuerzo y que, una vez completada, te ves obligado a aflojar para recuperar el aliento. Un método muy recomendable para ir más rápido en estas situaciones son las sesiones de sprints en ese tramo más difícil.

Estas, como son bastante intensas, se suelen hacer una vez por semana, y se basan en:

  1. Ir trotando a un ritmo bajo hasta el tramo complicado.
  2. Descansar durante un minuto cuando llegues al principio del tramo.
  3. Hacerlo con un sprint a máxima velocidad, llegar al final, y volver al principio trotando a un ritmo bajo.
  4. Una vez abajo, descansar de nuevo durante un minuto.
  5. Repetir pasos 3 y 4 por lo menos 5 veces.

De esta forma, el cuerpo va a adquirir un aguante muy notable a la dificultad que requiere esta zona, tanto a nivel respiratorio como muscular, y, como consecuencia, vas a mejorar tu velocidad tanto en la subida como en el recorrido posterior.

Fortalece tus músculos en el gimnasio

Unos músculos trabajados en el gimnasio van a reducir en gran medida la fatiga muscular que puedas sufrir cuando toque salir a correr, algo que desembocará en una mejora importante en tu capacidad de correr más rápido y durante más tiempo.

Este fortalecimiento tiene un efecto muy positivo en la velocidad media de una carrera, que es una de las métricas más importante para todo aquel que quiera mejorar sus tiempos.

No solo deberías limitarte a hacer ejercicios para piernas como sentadillas, zancadas o peso muerto, que sin duda te van a venir genial para aumentar la resistencia del tren inferior. También va a ser crucial ejercitar la espalda y los abdominales, que tienen un papel importante al correr y que si no están fortalecidos pueden llegar a ser un factor limitante.

Ingiere carbohidratos antes de salir a correr

En los últimos años, el ayuno intermitente se ha puesto bastante de moda y muchos runners salen a correr sin nada en el estómago. Algunos lo hacen para quemar más grasa, y otros porque, sencillamente, prefieren tener el estómago vacío y ya comer tranquilamente al volver a casa.

Esto de por sí no es un problema, pero si quieres mejorar tu velocidad al salir a correr debes saber que ingerir carbohidratos es esencial para rendir mejor. Estos aumentan los niveles de glucosa en sangre, lo que se traduce en un aumento de las reservas de energía.

Te recomiendo aquellos alimentos con carbohidratos de digestión rápida (plátano, arroz, pasta) combinado con otros de digestión lenta (avena, legumbres). Así te aseguras que las reservas de energía estarán al máximo hasta el final de la carrera.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here