3 motivos por los que entrenar cada día puede ser perjudicial

0

Aunque no lo parezca, a veces no hacer nada es lo más difícil. Es habitual pensar que entrenar cada día es el camino a seguir para un progreso físico óptimo, pero nada más lejos de la realidad. Entrenar cada día puede llegar a interferir en nuestro estado de ánimo, en la calidad de los entrenamientos e incluso acabar en lesión.

Hoy vamos a exponer los motivos por los cuales es recomendable no entrenar cada día de la semana para no obstaculizar innecesariamente los beneficios que te puede proporcionar cualquier deporte.

Tu rendimiento se va a ver perjudicado

Síntomas:

  • Sales a correr o en bici y no mejoras tiempos. 
  • Vas al gimnasio y no levantas más o no puedes añadir más repeticiones.

¿Te cuesta mucho superar los resultados personales de tu actividad física, pese a darlo todo? Podría ser por muchos motivos. Mal planteamiento, mala nutrición… O el sobreentrenamiento provocado por ejercitarte cada día.

Después de hacer deporte, el cuerpo descansa y empieza a recuperarse, y lo hace de forma que si vuelves a repetir la misma actividad pasados unos días, la puedas afrontar más fácilmente, ya sea por un uso óptimo de las reservas de energía o por la creación de más músculo.

Si te ejercitas cada día, este proceso nunca acaba de completarse al 100%, por lo que tu cuerpo no es capaz de adaptarse eficientemente a los entrenamientos.

Lo cierto es que prácticamente cada rutina de entrenamiento de cada deporte tiene días de descanso. Es una forma de asegurar que el rendimiento va a ir siempre a más (siempre y cuando, como he mencionado antes, tu nutrición, sueño y entrenamientos sean correctos).

¿No tienes un amigo/a muy fan de un deporte, que se va de vacaciones una semana y cuando vuelve a entrenar se siente más fresco, más fuerte y empieza a romper récords? Ese es el resultado de darle un poco de descanso al cuerpo.

Descansar es necesario para que el músculo se forme y para perder peso

Síntomas:

  • No notas un aumento de masa muscular pese a entrenar cada día durante semanas.
  • Te has estancado a la hora de perder peso.

De la misma manera que anteriormente he mencionado que si entrenas cada día tu rendimiento se puede ver perjudicado, también va a influir mucho en tu progreso físico.

La receta del éxito tanto si quieres ganar músculo como perder grasa es entrenar duro y comer bien, pero sin un buen descanso detrás, todo ese sacrificio no va a servir de nada. Quizá al empezar no lo notes tanto, ya que en tu primer medio año de entrenamientos es, con diferencia, cuando más progresas, pero llegará un punto en que tu cuerpo no va a dar más de sí y va a frenar el progreso físico por la falta de descanso.

Entrenar cada día eleva las posibilidades de sufrir una lesión

Síntomas:

  • Levantando pesas empiezas a sufrir algunas molestias, especialmente en los codos o en las rodillas.
  • Sales a correr o en bici y aparecen molestias en las rodillas que antes no notabas.

Lesionarte es lo peor que te puede pasar, ya que te va a apartar -puede que durante meses- de la actividad física que tanto te gusta. Es esencial que si tu cuerpo ‘te da un toque’ con la aparición de molestias que antes no estaban, descanses para que desaparezcan.

Fuente: Cuidateplus

En el gimnasio es muy común desarrollar una tendinitis en el antebrazo por entrenar bíceps y tríceps muy a menudo. También es recurrente el famoso ‘codo de tenista’, que aparece por un uso repetido de los tendones de la articulación.

Debes pensar que al hacer deporte no solo estás involucrando a los músculos. Hay un montón de ligamientos y tendones bastante frágiles que no son tan resistentes, y que, si los tienes en mal estado, el dolor que te pueden provocar es horrible, por muy en forma que estés. Así que, si empiezas a notar algo que no te da buena espina, para, descansa y analiza. Prueba a entrenar menos días y si la molestia no desaparece, visita a un especialista.

Como has podido ver, en estos tres casos, la solución al problema es reducir días de entrenamiento a la semana. Procura, por lo menos, tener uno o dos. De esta forma te sentirás mucho mejor, progresarás más y reducirás exponencialmente las posibilidades de una lesión.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here